Lo bueno, lo malo y lo feo de... los programas del Bienestar

AMLO, a un año del triunfo electoral

Los Programas Integrales del Bienestar han tenido claroscuros, mientras la oposición acusa que tienen fines electorales, el gobierno ha destinado 210 millones de pesos para apoyar de manera directa a los beneficiarios.
El presidente López Obrador en la entrega de apoyos en Nezahualcóyotl (Jorge Carballo)

Alberto Evangelista

Si algo ha caracterizado los primeros seis meses de la llamada Cuarta Transformación ha sido la puesta en marcha de los programas sociales del gobierno; "aunque nos quedemos sin camisa, aunque pasemos de la austeridad republicana a la pobreza franciscana" ha dicho el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus discursos cuando acude a las comunidades o municipios a entregar los apoyos de los programas del Bienestar.

Una de las primeras acciones que emprendió el nuevo gobierno fue la sustitución de Prospera, el programa social del gobierno de Enrique Peña Nieto, por los programas sociales del Bienestar, que incluyen los apoyos directos a los jóvenes, a adultos mayores y personas con discapacidad.

Para financiar los Programas Integrales del Bienestar, el gobierno ha dispuesto de un total de 210 millones de pesos. Según datos oficiales, hasta mayo de este 2019, 14 millones de personas recibían ayuda económica directa.

A un año del triunfo electoral de López Obrador y a seis meses de su gestión, te dejamos un recuento que retoma lo bueno, lo malo y lo feo de los programas del Bienestar:

Lo bueno...

El Presidente ha señalado en diversas ocasiones que uno de los motivos por los que se disparó la violencia fue porque se abandonó a los jóvenes, por lo que el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro les dará una opción de integrarse a la vida laboral y productiva del país.

Según cifras del gobierno federal, Jóvenes Construyendo el Futuro ha beneficiado a 720 mil jóvenes de entre 18 y 29 años de todo el país, que han comenzado a recibir un apoyo mensual de 3 mil 600 pesos al mes.

De igual manera, para las becas Benito Juárez, enfocadas en estudiantes de bajos recursos económicos de escuelas públicas, se ha destinado un presupuesto de 41 mil millones de pesos.

Sobre los apoyos a adultos mayores, la Pensión para el Bienestar, el gobierno espera beneficiar a 8 millones 600 mil personas mayores de 68 años, 65 en comunidades indígenas, que recibirán mensualmente 2 mil 550 pesos de forma bimestral.

Sobre el apoyo a las personas con discapacidad, el gobierno busca brindar una ayuda mensual de 2 mil 550 pesos bimestrales a menores de 29 años, 64 años en comunidades indígenas.

Lo malo

En reiteradas ocasiones los partidos de oposición han señalado que los Programas Integrales del Bienestar buscan formar una red clientelar enfocada en la captación de votos en los próximos comicios electorales.

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, ha acusado al gobierno de fomentar el clientelismo mediante el manejo discrecional del presupuesto y bajo la consigna de “te doy porque me apoyas, pero te quito si no estás conmigo”.

"El regalar el dinero" ha sido una de las principales consignas de la oposición al nuevo gobierno, asegurando que el presupuesto debe estar enfocado en crear condiciones económicas de crecimiento.

Uno de los cambios que anunció el Presidente para lograr su objetivo de llevar a todas las partes del país los programas del Bienestar, es la transformación del Bansefi en el Banco del Bienestar, sin embargo, una vez más los partidos de oposición acusan que todo esto tiene fines electorales.

“El Banco del Bienestar es un verdadero insulto a la inteligencia de esta soberanía y un engaño al pueblo de México; so pretexto de la inclusión financiera y eliminar a intermediarios, estamos pasando a un esquema clientelar con uso de tarjetas electrónicas para los beneficiarios de programas sociales”, mencionó la diputada del PAN, Patricia Terrazas.

También, otro de los problemas a los que se han enfrentado los programas sociales del gobierno, específicamente las becas Benito Juárez, ha sido la exigencia de jóvenes que han demandado el apoyo.

De acuerdo con datos de la federación, hay 75 mil 917 solicitantes de becas de nivel secundaria, medio superior y superior, pero sólo han sido censados 21 mil 741, por lo que cientos de jóvenes se manifestaron el 27 de junio en las inmediaciones del Zócalo y Palacio Nacional en exigencia de los apoyos.

Lo feo...

En abril de esta año, la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, acusó que han detectado a empresas que piden 'moches' a los becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro, es decir, las empresas les piden un porcentaje de la beca a cambio de no asistir a trabajar.

En Tabasco, el director del programa, Izcóatl Jiménez Vargas, dijo que en la entidad se investigaba a 140 empresas por diversas irregularidades, entre ellas la solicitud de un porcentaje de la beca.

Luisa María Alcalde ha señalado que estos casos, de empresas que piden 'moches' a los jóvenes, son casos aislados, principalmente de organizaciones civiles.

"Son casos aislados, y a estos centros de trabajo se les está identificando y dando de baja del programa, se está viendo la posibilidad de denunciar. No es un problema grave. Hay que dejar muy claro que este programa es para que los jóvenes se capaciten y la beca es para los jóvenes, no tiene derecho nadie a abusar de eso", dijo.

Con información de Liliana Padilla y Rafael Montes

NOTAS MÁS VISTAS