Universidad de Innsbruck identifica restos de normalista hallados en barranca de Cocula

El abogado de los familiares en el caso Ayotzinapa detalló que los análisis son contundentes, porque la identificación se logró a través de una vértebra lumbar.

Vidulfo Rosales a su salida de Palacio Nacional, tras la reunión con las autoridades gubernamentales. (Pedro Domínguez)

Pedro Domínguez

El abogado Vidulfo Rosales informó que en la Universidad de Innsbruck fueron identificados los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz, los cuales fueron encontrados en la barranca de La Carnicería, ubicada en Cocula, Guerrero.

Al finalizar una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el representante de los familiares de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa detalló que los análisis son contundentes porque la identificación se logró a través de una vértebra lumbar.

“Ya regresaron los restos que fueron enviados a Innsbruck debidamente analizados y los resultados que hay es que es una identificación positiva de un estudiante, se trata del normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz”, dijo.

Explicó que la versión anterior sobre la aparición de restos de este mismo estudiante en el Río San Juan, en años pasados, no se puede validar porque nunca fueron susceptibles de verificación científica, “no tenían certeza científica, no se puede validar eso”, aclaró.

De esta manera, quedan contrapuestas la investigación actual con la llamada verdad histórica presentada por el sexenio anterior. En 2015, la procuradora general de la República, Arely Gómez, informó que el mismo laboratorio de Innsbruck había identificado a Jhosivani Guerrero.

La funcionaria detalló entonces que, gracias a la extracción de ADN mitocondrial por las técnicas de secuenciación paralela masiva, se había podido determinar la identidad. Sin embargo, para los normalistas, estos estudios no tienen sustento.

Los restos de Jhosivani fueron encontrados en una búsqueda que se realizó entre noviembre de 2019 y, que a la fecha, continúa.

En tanto, agregó que el Ejército mexicano continúa abriendo la información a los expertos independientes, quienes están visitando cuarteles y batallones para obtener más detalles.

“Lo que sigue es que tenemos porciones de verdad, pero faltan muchos tramos para investigar, indagar, entonces el relato del testigo Juan dista mucho de constituir una verdad, hay que seguir buscando información”, puntualizó.

En la reunión estuvieron presentes los padres del estudiante fallecido, pero no dieron declaraciones. De acuerdo a los asistentes, en la reunión no se habló sobre el expediente del caso Ayotzinapa enviado por el gobierno de Estados Unidos.


LP

NOTAS MÁS VISTAS