En 15 años se cuadruplican sitios contaminados en Edomex

REPORTAJE

Estudio de SEMARNAT indica que se trata de “pasivos ambientales”, que son “de grandes dimensiones y con obligación de remediación.
Basura. (Iván Carmona)

Alejandra Gudiño

En el Estado de México los sitios potencialmente contaminados, “resultado de la liberación de materiales o residuos peligrosos que no fueron remediados oportunamente para impedir la dispersión de contaminantes”, casi se cuadruplicaron en 15 años al pasar de 10 en el período 1995-2000 a 38 en 2014 para luego, en 2015, bajar a 37, con los cuales se permanece hasta la fecha. 


Lo anterior, de acuerdo con los consecutivos registrados hasta 2017 por el Sistema Informático de Sitios Contaminados (Sisco), dependiente de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como estudios de esta institución en relación con la situación ambiental en el país. 


A nivel nacional se tiene registrados 623 sitios en las referidas condiciones, encabezando la lista el Estado de Veracruz, con 73; luego está Querétaro con 58, sigue Guanajuato con 48; Jalisco aparece con 42, Colima con 40 y el Estado de México, con 37. 


Los casos en estas entidades están considerados como pasivos ambientales”, es decir, son “de grandes dimensiones y con obligación de remediación, con problemas causados por el uso industrial del suelo y el manejo inadecuado de los residuos peligrosos y que no fueron remediados oportunamente para impedir la dispersión de los contaminantes. Esta categoría incluye además la contaminación generada por una emergencia que tenga efectos a largo plazo sobre el medio ambiente”. 


En torno del Estado de México, en ninguno de los documentos sobre sitios contaminados se hizo referencia, por ejemplo, al caso del Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos (Cader), en el municipio de Temascalapa, cementerio nuclear que ha sido denuncia permanente de los vecinos de los poblados de Tecalco y Maquixco por daños a la salud de los habitantes, aunque el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) ha salido a asegurar, como en el año 2016, que el Cader opera bajo la autorización de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, pero sin dar respuesta a las quejas por las afectaciones a los residentes. 




Aunque no se ofrecen detalles de los registros en cada entidad, en otro estudio titulado “El medio ambiente en México 2013-2014”, se pormenorizan algunos aspectos que generaron los sitios contaminados, afirmándose que entre las principales causas están: 


"La disposición inadecuada de residuos sólidos urbanos, de residuos peligrosos y residuos de manejo especial, además de fugas de materiales o residuos peligrosos de tanques y contenedores subterráneos, tuberías y ductos, así como de alcantarillados y drenajes industriales o públicos”. 


Figuran también la “lixiviación de materiales en sitios de almacenamiento y donde se desarrollan actividades productivas, o bien, de rellenos sanitarios y tiraderos a cielo abierto; derrames accidentales de sustancias químicas durante su transporte; aplicación de sustancias químicas potencialmente tóxicas en el suelo, instalaciones y edificaciones; y la descarga de aguas residuales que contienen residuos peligrosos y sustancias químicas potencialmente tóxicas sin tratamiento previo”. 


En el caso de los residuos sólidos urbanos, el estudio afirmó que la generación se incrementó notablemente y que tan sólo entre 1997 y 2012 creció 43.8 por ciento, pasando de cerca de 29.3 a 42.1 millones de toneladas, esto como resultado del crecimiento urbano, el desarrollo industrial, las modificaciones tecnológicas y el cambio en los patrones de consumo. 


En este sentido, se estableció que “las entidades federativas que generaron los mayores volúmenes de residuos sólidos urbanos en el año 2012 fueron el Estado de México (16 por ciento del total nacional, 6.789 millones de toneladas); Ciudad de México (12 por ciento, 4.949 millones de toneladas), Jalisco (7 por ciento, 3.051 millones de toneladas), Veracruz y Nuevo León (5 por ciento, 2.301 y 2.153 millones de toneladas, respectivamente)". 




Sin embargo, el Estado de México fue de las entidades que registraron una menor recolección, Colima recogió 82.1 por ciento, la entidad mexiquense 88 por ciento; Hidalgo 89.3 por ciento y Nayarit 90 por ciento. El que más recolectó fue Aguascalientes, con 98.9 del volumen generado. 


Esa situación se presentó a pesar de que el Estado de México destaca entre las entidades con mayor número de rellenos sanitarios: 16, detrás de Guanajuato con 17, Puebla con 18 y San Luis Potosí con 26. 


Sobre los residuos de manejo especial nos hace mayor referencia, pero sí respecto de los residuos peligrosos, es decir, “aquellos que poseen alguna de las características que les confieren peligrosidad como corrosividad, reactividad, explosividad, toxicidad, inflamabilidad, o biológico-infecciosos, así como los envases, recipientes, embalajes y suelos que hayan sido contaminados con ellos”, en el periodo 2004-2012, a nivel nacional, las 75 mil 562 empresas registradas generaron 1.958 millones de toneladas acumuladas. 


El mayor volumen correspondió a la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM; 588 mil 671 toneladas, es decir, 30 por ciento), seguido por Chihuahua (343 mil 847, 17.6 por ciento), Campeche (210 mil 634, 10.8 por ciento), Tamaulipas (149 mil 698, 7.6 por ciento) y Nuevo León (130 mil 559, 6.7 por ciento). 


Entre 2004 y 2012, las mayores industrias generadoras de residuos peligrosos fueron los prestadores de servicios (765 mil 930 toneladas, es decir, 39.1 por ciento del total generado), la industria química (207 mil 039 toneladas, 10.6 por ciento), metalúrgica (187 mil 872; 9.6 por ciento), automotriz (171 mil 973; 8.8 por ciento), servicios mercantiles (116 mil 977; 6 por ciento) y la de equipos y artículos electrónicos (85 mil 812; 4.4 por ciento)”, estableció el documento. 


Agregó que “La mayor cantidad de empresas generadoras de residuos peligrosos pertenecientes al Padrón de Generadores de Residuos Peligrosos se encuentran en la Zona Metropolitana del Valle de México: entre 2004 y 2012 se tenían registradas 11 mil 488 empresas (15.2 por ciento del total), seguida por entidades como Jalisco (7 mil 555 empresas, 10 por ciento),Baja California (4 mil 909 (6.5 por ciento), Chihuahua (3 mil 781, 5 por ciento) y el Estado de México (3 mil 716, 4.9 por ciento); entre ellas produjeron poco más del 41.6 por ciento de residuos peligrosos del periodo”. 


Por tipo de residuo, entre 2004 y 2012 los mayores volúmenes correspondieron a los residuos sólidos (900 mil 182 toneladas, 45.9 por ciento del total generado), seguidos por los aceites gastados (416 mil 599; 21.2 por ciento), lodos (159 mil 490; 8.1 por ciento), los biológico-infecciosos (147 mil 176; 7.5 por ciento) y solventes (67 mil 328; 3.4 por ciento). 


Los residuos peligrosos que menos se generaron fueron las breas (557 mil toneladas, 0.03 por ciento del total generado), las sustancias corrosivas (19 mil 919; 1 por ciento) y las escorias (28 mil 736; 1.4 por ciento)”, dice el análisis.


LC



NOTAS MÁS VISTAS