Prevén 12 días con mala calidad del aire en Valle de México; alertan a personas con secuelas de covid

Los pacientes recuperados de covid-19 serán más sensibles a cualquier agresión ambiental, pues presentan una condición llamada hiperreactividad bronquial.

Los pacientes con secuelas de covid19 presentan mayor sensibilidad a las afectaciones ambientales. (Jorge Carballo)

Fanny Miranda

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informó que durante esta temporada de ozono se prevén al menos 12 días de contingencia ambiental, mientras que el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) advirtió que los pacientes recuperados de covid-19 con secuelas pulmonares son más sensibles a la exposición de contaminantes ambientales.

“La enfermedad del covid nos va a dejar un sistema inmune alterado, las personas que sobreviven al coronavirus tienen una condición que se llama hiperreactividad bronquial y van a quedar por meses sensibles a cualquier agresión ambiental. Ahora, no quiero que esté expuesto a un contaminante para que no se ponga más mal, ya se recuperó de la infección, ahora no tiene que estar expuesto a contaminantes porque tendrán más efectos que en otra condición de su vida”, señaló Patricia Segura Medina, investigadora del INER.

Asimismo, Horacio Riojas Rodríguez, director de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), reiteró que ha crecido la evidencia del vínculo entre contaminación del aire y la enfermedad causada por el SARS CoV-2.

Como con el aumento de “concentraciones de partículas incrementa el riesgo de mortalidad en la Ciudad de México, también concentraciones críticas de óxido de nitrógeno contribuyen a mayor letalidad por covid”.

Durante la conferencia, “Protección de la salud para la temporada seca-caliente. Temporada de ozono 2021 en la Megalópolis”, encabezada por el coordinador de la CAMe, Víctor Hugo Páramo, reiteró que se esperan condiciones atmosféricas poco favorables por contaminantes y generación de partículas respirables, en el contexto de la alta probabilidad de incendios, a lo largo de las próximas semanas y meses, además del incremento de la movilidad “lo cual incrementa las concentraciones”, por la posible transición del semáforo de riesgo epidemiológico al bajar los casos de contagio.

“Se espera que para este periodo, el número de días con valores superiores a las 155 partes por millón, que es el valor al cual se declaran las contingencias de ozono, estaría entre 2 y 23. En promedio consideran 12, esto más que decir que es el número que se va a tener, vamos a estar en transición de una reactivación paulatina de las actividades, hay que tomarlo con reserva”, señaló Víctor Hugo Páramo.

Asimismo, la investigadora del INER, Patricia Segura, dijo que con base en el Índice de riesgo para personas susceptibles, donde en una escala del 0 al 10 es ausencia de riesgo por contaminación ambiental y 10 riesgo muy alto, se prevé el diseño de una aplicación para que los pacientes puedan tomar decisiones personales para evitar exponerse a los contaminantes.

“Que sea interactiva, que cada quien pueda saber cuál es su número y pueda tomar decisiones. Es predictiva, si mañana va a haber un 7 y soy sensible desde 6, me quedo en mi casa y no hago actividades al aire libre. La idea es que lo empecemos a usar para pacientes recuperados de covid-19 y que los protejamos estos primeros meses que van a tener esta condición de hiperreactividad, para que no tengan más daños por secuelas de su enfermedad”, indicó.

Al cuestionar si la reactivación económica en la capital del país, que promueve actividades al aire libre, se contrapone con las recomendaciones de la CAMe de evitar la exposición a los contaminantes, Flor María Romero Julián, encargada de la Dirección de Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México sostuvo que “no hay contradicción”, ya que la mayor recomendación sigue siendo el “Quédate en casa, si no es necesario salir, quédate en casa, estamos en un punto crítico”.

ROA

NOTAS MÁS VISTAS