Culpa SCT a constructoras de la falla en la Línea 3

Han reemplazado 30 piezas de 695 neoprenos que en total se instalaron en la obra.
SCT dice que las pruebas de trenes se realizan, pese a las maniobras de reemplazo de placas (Fernando Carranza)
En agosto de 2014 inició oficialmente la obra de la Línea 3 del Tren Ligero (Fernando Carranza)

Elsa Martha Gutiérrez

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Jalisco se deslindó y señaló a las constructoras de no vigilar la calidad de las placas de neopreno que se instalaron en todo el tramo de la obra de la línea Tres del Tren Ligero que recorre tres municipios del área metropolitana de Guadalajara. 

Las compañías “tienen la obligación de llevar a cabo el control de calidad de todos los procedimientos y en este caso de las placas de neopreno, ellos son los responsables de asegurar que la calidad, su fabricación esté dada conforme al proyecto y especificaciones”, declaró Salvador Fernández Ayala, titular de la SCT en Jalisco. 

Informó que se han reemplazado 30 piezas de 695 que en total se instalaron en la obra. 

Las maniobras se estima que duren aproximadamente tres meses.

Dijo que el problema se detectó hace mes y medio.

“Al haber encontrado en este periodo de inspección una duda razonable de que el material no estaba comportándose de manera adecuada es lo que llevó a revisarlas, meterlas al laboratorio de calidad de materiales y a concluir que las placas de neopreno no cumplen con calidad especificada”.

Por eso se le instruyó a las empresas que bajo su costo tendrá que restituir todas las placas de neopreno, pese a que según dijo, no todas presentan fallas en su calidad. 

“Con una que salga mala y no cumple la especificación, todas se tienen que restituir”, advirtió. 

“Fueron seguramente no menos de tres o cuatro donde se especificó y se mandó al laboratorio y saben que, no cumplen”, respondió a pregunta expresa. 

Negó que se tengan que desarmar las vías y la red eléctrica como lo dijo el gobernador electo, Enrique Alfaro. 

“No se tienen que retirar vías férreas, ni desmontarlas la red eléctrica. Todo se hace por debajo del viaducto, se acerca una grúa pegada a una de las pilas donde se va a colocar la nueva placa, se sube una cuadrilla de trabajadores y llevan consigo un gato hidráulico con capacidad suficiente para levantar una trabe no más de cinco milímetros, y en ese momento retiran la placa y sustituirla por una nueva, incluso sin problema pueden estar pasando los trenes en su recorrido de prueba”, explicó. 

Los trabajos se han hecho a la luz del día y quien circula habitualmente, en algún momento vio alguna grúa pegada a unas de las pilas. Esos eran los trabajos. 

Admitió que la SCT dio el aval a la empresa que surtió los neoprenos, pero “bueno aquí las empresas contratistas son las que tienen la responsabilidad de suministrar, fabricar y colocar las placas con la calidad”, sostuvo. 

Las claves
El arranque.En agosto de 2014 inició oficialmente la obra; se esperaba terminar a principios de este año 2018, pero ha sufrido retrasos por diversas causas técnicas

Sube costo. La inversión inicial anunciada fue de 17 mil millones de pesos; actualmente la cifra se ha elevado a 25 mil millones de pesos

Capacidad. La Línea 3 del Tren Ligero tendrá 21.4 kilómetros de trayecto, con 18 estaciones, de las cuales 15 son elevadas y cinco subterráneas y
movilizará a unos 230 mil usuarios diariamente

​SRN

NOTAS MÁS VISTAS