No hay mucha esperanza para mi hijo: papá de herido en explosión en Hidalgo

El joven de 16 años es atendido en el Hospital Pediátrico de Tacubaya, junto a Víctor Hugo Hernández, otra víctima,
Los menores son atendidos en el Hospital Pediátrico de Tacubaya. | Francisco Mejía

Francisco Mejía

Mario Hernández aprieta algo en su interior y sin respirar dice que no hay muchas esperanzas para su hijo, quien resultó lesionado por la explosión del ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo.

​"Me dijo el doctor que no hay muchas esperanzas para mi hijo”, comentó el padre de familia mientras espera más noticias sobre su hijo en el Hospital Pediátrico de Tacubaya. 

Su hijo, Juan Alberto de 16 años, fue trasladado en helicóptero al hospital alrededor de la 01:00 horas, donde se encuentra sedado. 

Comenta que su hijo concluyó la secundaria "y ahí se quedó".

Juan Alberto llegó en el mismo vuelo y hora que Víctor Hugo, quién vivió la misma tragedia. 

"El reporte de las 04:00 horas fue que estaba grave, tiene quemaduras en un 87 por ciento de su cuerpo", cuentan los familiares de Víctor. 

Víctor, de 16 años, tampoco continuó sus estudios, pero "le gusta mucho la música y su novia". 

Los padres y la tía de Víctor durmieron en la banqueta, junto con otros familiares de pacientes, simplemente porque los policías no los dejaron pasar a las bancas de la sala de espera. 

La tía de Juan Alberto, Gloria Martínez Gudiño, dijo que los doctores los han tratado bien, al contrario de los policías, sin embargo, lo importante es que los menores sean atendidos. 

"Los doctores nos han tratado bien, de inmediato pasaron nuestros niños, pero los policías nos dejaron en la banqueta y no me dieron permiso de cargar mi teléfono. Estoy sin saber nada de mi familia", acusó conteniendo el enojo. 

A él no le dieron "pocas esperanzas", al contrario, sus familiares tienen muchas, tantas, que pide que sean llevados a hospitales especializados. 

“Sabemos que hay uno en Houston", comentaron.

FLC

NOTAS MÁS VISTAS