Ni extracción de agua ni Línea 12 originan sismos

CdMx. “Son fallas geológicas activas”: Sheinbaum; epicentros fueron en la Miguel Hidalgo, no en Álvaro Obregón, precisan.

Ayer se colocó en Álvaro Obregón uno de los 20 sismógrafos que habrá en la capital. (Especial)

Adyr Corral y Jorge Almazán

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo que los microsismos registrados en los últimos días al poniente de la capital, con epicentro en Álvaro Obregón y en menor medida Miguel Hidalgo, no son por las obras de ampliación de la Línea 12 del Metro ni la extracción de agua de acuíferos.

Sin embargo, José Piña, titular de Protección Civil en Álvaro Obregón, precisó que el epicentro de los movimientos fue en Miguel Hidalgo.

“Estos microsismos han ocurrido anteriormente en la ciudad, lo que no significa que no se hará algo, pero es importante aclarar que no se deben a la obra de la Línea 12, al incremento de construcciones en la ciudad que ocurrió en años previos, ni a la extracción del agua del acuífero, sino a fallas geológicas”, dijo Sheinbaum.

Señaló que existe una franja volcánica entre Veracruz, Jalisco y la capital del país que es parte de ella; “son fallas geológicas activas que tiene la ciudad, que no son recientes, se conocían y estudiaban desde hace tiempo por científicos del Valle de México”.

Respecto a la posible suspensión de las obras del Metro, Sheinbaum apuntó que detenerlas cuando no tiene nada que ver con los microsismos es peor que mantenerlas y lo tenemos que explicar a la población. Por ello, desde hoy, “y cuantas veces sea necesario”, habrá reuniones con los vecinos de las zonas para explicarles qué es lo que pasa en realidad.

Especificó que se debe enfrentar esta situación e incrementar las labores de prevención.

Agregó que aumentará la instrumentación en coordinación con el gobierno federal, tal como se lo han pedido en la zona poniente.

“La ciudad tiene mucha instrumentación, pero para mayor conocimiento en esa zona poniente creemos que con una más a cargo de las instituciones científicas a partir de las secretarías de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación y la de Protección Civil, tendremos el apoyo para tener mucho más conocimiento de qué es lo que está ocurriendo esta zona”, dijo Sheinbaum.

“La zona poniente históricamente fue de minas e inclusive se están haciendo labores con la alcaldía Miguel Hidalgo para cerrar algunas que aún existen, por lo que se seguirá con el procedimiento preventivo y la revisión, vecino por vecino, como se ha hecho desde que somos gobierno”.

Señaló que ante un sismo en cualquier zona, debemos prepararnos para que las construcciones sean mejores, no nuevas, sino reforzar las existentes y la información a la población”.

En tanto, Gerardo Suárez, investigador del Instituto de Geofísica en el Departamento de Sismología, reforzó la afirmación de la jefa de Gobierno respecto a que las obras del Metro o la explotación del acuífero no tienen nada que ver con los microsismos.

“Estos sismos de magnitud relativamente pequeña ocurren a profundidades de dos a tres kilómetros, muy por debajo de donde se realizan las obras civiles o se extrae agua; realmente no hay visibles relaciones con los movimientos telúricos”.

Asimismo, Juan Manuel Mayoral, investigador del Instituto de Ingeniería de la UNAM, señaló que no es conveniente detener la obra de la ampliación de la Línea 12, porque el proceso de construcción obliga a colocar lo que se llama “recubrimiento secundario” en ciertos tramos, y de no hacerlo ponen en riesgo la seguridad de la edificación y hasta de los inmuebles de la zona.

“Tenemos que continuar con el procedimiento constructivo para que al menos tengamos colocado el recubrimiento secundario de los tramos que tenemos abierto”.

Además, el titular de Obras de CdMx, Jesús Esteva, refirió que las obras tienen sus excavaciones más profundas a 40 metros, “es decir, que con los tres kilómetros que se tiene detectado el movimiento, no corresponden en nada”.

ESTUDIO A DETALLE

En Ciudad de México se instalarán 20 estaciones sismológicas, en diferentes puntos para medir los movimientos telúricos con mayor precisión y estudiar el fenómeno a detalle, luego de que en los últimos días se registraran temblores atípicos.

Así lo confirmaron autoridades de la alcaldía Álvaro Obregón que participaron en la reunión extraordinaria convocada ayer por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, luego de registrarse 16 microsismos desde el pasado 12 de julio.

En la reunión también participaron expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Instituto Politécnico Nacional, del Centro Nacional para Prevención de Desastres y del Servicio Sismológico Nacional, entre otros, incluyendo a la representación de la alcaldía Miguel Hidalgo.

Tras la reunión, en la alcaldía Álvaro Obregón se instaló uno de los 20 sismógrafos que, de acuerdo con José Piña, titular de Protección Civil en la demarcación, serán distribuidos prioritariamente en la zona poniente de la cuenca del Valle de México.

También en la Miguel Hidalgo se instaló otra estación sismológica en el Faro del Saber “Carmen Serdán”, ubicado en la colonia América, confirmaron autoridades a MILENIO.

Piña explicó que en la reunión se precisó que los microsismos de los últimos seis días no tuvieron como epicentro Álvaro Obregón, como se había informado, sino en Miguel Hidalgo, específicamente en los límites entre ambas alcaldías, en secciones del Bosque de Chapultepec y colonias como Lomas de Chapultepec y Lomas de Virreyes.

En tanto, de acuerdo con el coordinador nacional de Protección Civil, David León, y el SSN los movimientos telúricos son derivados de la compleja geología existente en el Valle de México.

Entre las probables causas de los sismos se tienen la reactivación de antiguas fallas, tensiones en el subsuelo causado por hundimiento, así como la generación de desequilibrios causados por grandes temblores generados en la costa.

Y ADEMÁS

MONITOREO PERMANENTE

A partir de los 16 sismos que se presentaron los días 12, 13, 14, 16 y 17 pasados, el coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, afirmó que el Servicio Sismológico Nacional y la dependencia a su cargo permanecen en monitoreo, análisis y alertamiento permanente.

NO SIEMPRE HAY RÉPLICAS

Cuando el sismo es de magnitud considerable, las rocas que se encuentran cerca de la zona de ruptura se reacomodan y ocasionan una serie de temblores en la zona. Sin embargo, aquellos movimientos que tienen su epicentro en la zona geográfica que comprende la Cuenca de México, por su tamaño mismo, no siempre presentan réplicas.

Con información de: Verónica Díaz.

NOTAS MÁS VISTAS