Factores personales y sociales influyen en casos de suicidio: especialista

Quienes acaban con su vida no necesariamente estaban deprimidos, señaló Guillermo Rocha.
Guillermo Rocha González, coordinador del área de Urgencias Psicológicas de la Facultad de Psicología (Fapsi) de la UANL.

Rosario Cerda

Aunque no se tiene establecido un factor detonante para que una persona acabe con su vida, el Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias de la Salud (Cidics) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) difundió un video para que las personas sean capaces de ubicar algunas de estas causas. 

A través del material audiovisual, difundido en la cuenta de Facebook del Cidics, Guillermo Rocha González, coordinador del área de Urgencias Psicológicas de la Facultad de Psicología (Fapsi) de la UANL, habló de estos factores, en el marco del Día de la Prevención del Suicidio y tras la muerte de un estudiante de la Prepa Tec. 

Rocha González estableció que existen factores personales y sociales que influyen en las personas que pretenden acabar con su vida. “Hay factores sociales que tienen que ver, como la presión, el estrés, el nivel de agresión que hay en las relaciones sociales actualmente. “Y hay factores personales, donde influye mucho el tema de la desesperanza de la persona y podemos pensar en tres áreas que forman la desesperanza: que es la visión negativa de sí mismo, la visión negativa del entorno que le rodea y la visión negativa del futuro”. 

El coordinador del área de Urgencias Psicológicas de la Fapsi detalló que la gente que atraviesa por esta situación tiene una visión negativa del entorno. “Prácticamente es pensar: no valgo, no tengo una red de apoyo y el futuro va a estar peor”, indicó. 

Agregó que también es necesario considerar la impulsividad de quienes enfrentan la inquietud de suicidarse. “Podemos incluir el tema de la impulsividad, como una forma de tener una reacción inmediata que va dirigida a la autoagresión (...). 

“Aunque también hay un contenido de niveles de depresión, no necesariamente hay que pensar que el que se suicida estaba deprimido. “Si hay depresión se incrementa el riesgo de suicidio”. 

Rocha González refirió que es necesario poner atención a las personas que han manifestado el deseo de suicidarse, pues no es algo que se haga para llamar la atención. 

“Estadísticamente, el 90 por ciento de la gente que se suicida lo dijo en algún momento, así que hay que pensar que si alguien menciona algo así para llamar la atención, hay que ponerle atención”, sentenció.

NOTAS MÁS VISTAS