“No hay que subestimar la fuerza del agua”

La basura y no medir el peligro de las corrientes podrían provocar tragedias, indicó Oliver Sánchez Cervantes, elemento de Protección Civil de Guadalupe.
En cuestión de segundos puede ocurrir una tragedia. Foto: Raúl Palacios

César Cubero

Hay muchas cosas que se pudieran mejorar en la entidad en cuanto a la cultura de la limpieza, con lo cual sería menos el riesgo para las familias y los equipos de rescate, cuando se presenten lluvias fuertes o tormentas en el área metropolitana de Monterrey. 

Ayer, por ejemplo, la basura en el cauce del río Santa Catarina estuvo a punto de provocar la pérdida de vidas humanas, esto luego de que un tubo que era arrastrado por la corriente del río “dividiera” a una familia que fue sorprendida mientras se encontraba de paseo en el lugar, y que una llanta golpeara a uno de los menores. 

Además, como explicó Oliver Sánchez Cervantes, uno de los héroes que rescató a los dos niños que quedaron varados en el río a la altura de la avenida Israel Cavazos y Miguel de la Madrid, la cantidad de basura en el cauce dificultó más las labores de rescate y los riesgos del mismo. 

De acuerdo con el elemento de Protección Civil de Guadalupe, quien solicitó a los ciudadanos hacer caso de los noticieros y de la autoridad, “no hay que subestimar la fuerza del agua”, ni en las calles ni en los ríos, dado que la velocidad que alcanza el agua en esta zona es de gran peligro para la población. 

“El jugar bajo la lluvia con este tipo de tormentas es mucho el riesgo, como quedar ahogado debajo de un automóvil en una corriente, en una calle, como ser arrastrado por una corriente en el río”, explicó. 

Por ello, dijo, hay que subrayar las medidas de seguridad en cuanto a corrientes, ya que solo 15 centímetro de agua son suficientes para arrastrar vehículos. 

“Las medidas de recomendación que nosotros damos es hacer caso a los estados del clima que dan los noticieros, por otro lado tenemos unos semáforos de advertencia en algunos vados o avenidas como constitución, y en algunos municipios, como Guadalupe, se cuentan con plumas para limitar el acceso en caso de que los vados sobrepasen un nivel de agua”, precisó el coordinador nacional de rescate en aguas rápidas e inundaciones. 

NOTAS MÁS VISTAS