No quieren comerciantes que se repita la historia en lateral de Laureles

Algunos locatarios temen que los trabajos se prolonguen más de lo planeado, que la dejen con desniveles, parches y baches, como en los carriles laterales del sentido contrario.
Los trabajos en avenida Laureles comenzaron el 5 de enero (Fernando Carranza)
Pavimentación de laterales en avenida Laureles (Fernando Carranza)

Redacción

Comerciantes de la avenida Laureles o Juan Pablo Segundo, en la cabecera municipal de Zapopan, piden a la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública del estado, así como al Ayuntamiento de Zapopan, agilicen las obras de repavimentación de los carriles laterales para evitar que sufran retraso o se agote el recurso ante la estrechez presupuestal de este año.

La vialidad que corre a la par de las obras de la Línea 3 del Tren Ligero en el tramo del Mercado del Mar al norte y hasta el centro zapopano, fue cerrada desde el 5 de enero pasado con la expectativa de que se
terminen las obras antes de mayo próximo.

“La pasamos muy mal desde que comenzaron el tren (por Laureles), cerraron los carriles centrales mucho tiempo, nos aventaron el tráfico y no se podían parar los clientes, mucha tierra polvo, muchos cerraron, no aguantaron (…) y ahora nos abren la calle otra vez”, comentó un comerciante de la zona. 

Si bien hay presencia de obreros y maquinaria pesada en el tramo, los locatarios temen que los trabajos se prolonguen más de lo anunciado, pues inicialmente se les dijo que tardarían tres meses y ahora han escuchado que se extenderán a cuatro meses. Además, hay preocupación de que se deje “parchada”, con desniveles laterales y baches como los dejaron en los carriles laterales que corren de sur a norte en ese mismo tramo.

Cuando estuvo cerrada la vialidad en su carriles centrales las ventas en esa avenida cayeron de un 50 a 80 por ciento, dependiendo el tipo de giro, según expresaron los comerciantes.

Las obras estaban planeadas para comenzar en la última semana de diciembre pasado, pero se retrasaron casi dos semanas debido a la contingencia ambiental que se suscitó en Navidad y Año Nuevo, ya que se buscó evitar la generación de más contaminación atmosférica por estos cierres viales.

Los trabajos en este tramo representarán una inversión de 48.5 millones de pesos, que forman parte de una bolsa mayor de 280 millones de pesos con la que se repondrán los pavimentos en la zona que había sido afectada por las obras de la Línea 3 del Tren Ligero.

“Con esto, se recuperará con concreto hidráulico la vialidad avenida Ávila Camacho-Laureles- Juan Pablo II –Juan Gil Preciado, desde el límite municipal en Plaza Patria hasta la estación Arco del Triunfo de la Línea 3 del Tren Ligero”, refirió el Ayuntamiento de Zapopan sobre este proyecto.

SRN

NOTAS MÁS VISTAS