Congreso condena situación en Nicaragua

La Comisión Permanente solicitará de manera formal al titular del ejecutivo manifestarse ante la situación de violencia en Nicaragua en donde afirman que hay violaciones a los derechos humanos.
Agustín Basave.

Angélica Mercado

La Comisión Permanente aprobó en comisiones un punto de acuerdo en el que se condena enérgicamente los hechos de violencia acontecidos en Nicaragua y exige al Ejecutivo que se pronuncie al respecto, al manifestar además su solidaridad y condolencias a los familiares de las víctimas. 

En ese sentido, el punto de acuerdo que se llevará este miércoles a tribuna contiene un exhorto al Ejecutivo para que se pronuncie de manera clara en contra "de la violencia y represión promovida por el gobierno del presidente Daniel Ortega", al acusar que por parte del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha habido tibieza y lentitud frente a la situación en el país centroamericano. 

De acuerdo a los legisladores de la Segunda Comisión, que encabeza el perredista Agustín Basave, el Gobierno mexicano en funciones y el recientemente electo han reaccionado con lentitud frente a violencia promovida o tolerada por el Estado nicaragüense. 

En el punto de acuerdo avalado por la Segunda Comisión, se señala que en ese país existe una clara situación de violencia, “tal y como lo confirma el Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Graves violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas sociales en Nicaragua”. 

En ese sentido, los legisladores aprobaron el punto de acuerdo que se discutirá este miércoles en la sesión de la Comisión Permanente, donde el Legislativo mexicano se pronuncia por una pronta solución al conflicto. 

“Que permita generar las condiciones necesarias para el ejercicio irrestricto de los derechos a la libertad de expresión, reunión y asociación, mediante los cauces institucionales y democráticos”. 

Se solicita que además todos los partidos políticos emitan un enérgico pronunciamiento en contra de los actos de represión y las graves violaciones a los derechos humanos en Nicaragua

Los legisladores destacaron que han pasado más de tres meses de que estalló una de las crisis políticas y humanitarias más relevantes y complejas de los últimos tiempos en Nicaragua, ocasionada por el amplio rechazo a la reforma en materia de seguridad social. 

Hicieron notar que no fue sino hasta el pasado 14 de julio cuando el canciller Luis Videgaray expresó la preocupación del Gobierno de México, por los continuos actos de violencia en el marco de las protestas sociales en Nicaragua.

NOTAS MÁS VISTAS