De última hora se sube Canadá al nuevo TLC

“Se cierra la puerta a la fragmentación”, celebra Jesús Seade

La buena noticia impacta en el tipo de cambio; el peso se recupera y se cotiza en 18.55 por dólar, luego de que a principios de septiembre alcanzó niveles de 19.40
El TLCAN será rebautizado por USMCA. (AFP)

Redacción

Canadá se incorporará al nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC), luego de alcanzar un acuerdo con Estados Unidos. Así, el gobierno de Justin Trudeau se une al entendimiento al que habían llegado el mes pasado Donald Trump y Enrique Peña Nieto.

El TLC fue renombrado como US-México-Canada Agreement (USMCA, por sus siglas en inglés) y los tres países tienen 60 días para ratificarlo y que sus respectivos congresos actúen en consecuencia a partir de 2019.

Según la agencia Reuters, el nuevo TLC establece un contenido mínimo de 70 por ciento de los tres países en acero y aluminio para la industria automotriz, el cual ya se había acordado entre México y EU, también para mantener tipos de cambio determinados por el mercado y no incurrir en manipulación bancaria.

En México, tanto representantes del sector público como del privado festejaron la incorporación de Canadá, al consideran que dará más certidumbre a México y representará mayor comercio, producción, inversiones y fuentes de empleo.

“El tratado constituye una herramienta fundamental para fortalecer la posición de México frente al mundo; traerá más oportunidades y disciplinas de inversión, así como fomentará el empleo para nuestro país, y consolidará a la región de América del Norte como la más competitiva del mundo”, señaló el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), además de todos los organismos que lo integran y el Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales.

La buena noticia también impactó en el tipo de cambio y tanto el dólar canadiense como el peso mexicano se recuperaron. La moneda mexicana se cotizó hasta 18.55 pesos por dólar, luego de que a principios de septiembre alcanzara niveles de 19.40 pesos.

A las reacciones se sumó Jesús Seade, negociador en jefe del TLC designado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien también celebró el acuerdo trilateral y afirmó que con la incorporación de Canadá se cerraba la fragmentación comercial de la región.

“Se cierra la puerta a la fragmentación comercial de la región. TLC 2 dará certidumbre y estabilidad al comercio de México con sus socios en norteamérica. Gran satisfacción haber representado a @lopezobrador en este proceso. Enhorabuena a todos”, escribió en su cuenta de Twitter.

En entrevista con MILENIO Televisión, Arturo Sarukhán, ex embajador de México en EU, dijo que el pacto trilateral es una muy buena noticia en términos de futuro económico para el país y para América del Norte, pues significa que las plataformas de producción y de proveeduría integrada podrán seguirse fortaleciendo, lo que abona a la competitividad de la región.

“Son muy buenas noticias en términos del proceso que habrá de venir y para los mercados financieros internacionales”, comentó; sin embargo, consideró que todavía hay que esperar a conocer los detalles del texto.

También en entrevista, Larry Rubin, representante del partido republicano en México, afirmó que para nuestro país implicará mayores fuentes de inversión y empleos, pero también es muy importante para los republicanos, porque da mayor certidumbre y ayuda a que el partido pueda ganar (en las elecciones del 6 de noviembre) en los estados de la frontera.

Luis Foncerrada, economista independiente y ex director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp), consideró que el acuerdo trilateral tiene muchas ventajas, porque “todo esto redundará en más comercio y, por lo tanto, en mayor producción que va a requerir de inversión, lo que va generar empleo”.

Agregó que esta es la oportunidad para “convertirnos más en un país que pase de: Esto fue hecho en México a Esto fue diseñado y creado en México”.

El representante comercial de EU, Robert Lighthizer, y la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, dijeron en un mensaje en conjunto: “El USMCA otorgará a nuestros trabajadores, agricultores, ganaderos y empresas un acuerdo comercial de alto nivel, que dará como resultado mercados más libres, un comercio más justo y un sólido crecimiento económico en nuestra región”.

A su vez, las secretarías de Economía y de Relaciones Exteriores afirmaron que esta nueva versión del tratado “es resultado de la voluntad política, la visión y la flexibilidad que mostraron los equipos negociadores de los tres países para lograr los balances necesarios y mantener el carácter trilateral del mismo”.

De acuerdo con quienes lideraron los equipos de negociación de Canadá y EU, se “fortalecerá a la clase media y creará empleos de calidad y bien remunerados, así como nuevas oportunidades para los casi 500 millones de personas que consideran que América del Norte es su hogar”.

Luego de un año de negociaciones, Canadá logró que EU dejara intacto el Capítulo 19, de resolución de controversias.

A cambio, Canadá dará a EU la apertura en el mercado de lácteos, que estaba estipulada en el primer Acuerdo de Asociación Transpacífico.


Con información de Luis Moreno, Silvia Rodríguez y Agencias

NOTAS MÁS VISTAS