Diputados piden investigar violencia política contra mujeres

Transición

Bajo las consignas #NoMásJuanitas y #SinMujeresNo, diputadas de todas las fuerzas políticas tomaron la tribuna para solicitar una investigación al gobierno de Chiapas, al INE y al TEPJF sobre las mujeres que han dejado sus cargos en Chiapas.
Diputadas denunciaron que a diversas candidatas electas se les ha pedido renunciar a sus puestos para que un hombre tome su lugar (Araceli López)

Fernando Damián

Bajo las consignas de #NoMásJuanitas y #SinMujeresNo, el pleno de la Cámara de Diputados instó al gobierno de Chiapas, al INE y al TEPJF a investigar la renuncia de al menos 30 mujeres a sus cargos de elección ganados en las urnas el pasado 1 de julio, con el fin de dejar esas posiciones a hombres. 

Demandó asimismo a los gobiernos de las entidades federativas, así como a las autoridades electorales federales y estatales, garantizar los derechos y prerrogativas político electorales de las mujeres. 

Diputadas de todas las fracciones parlamentarias tomaron ayer la tribuna de San Lázaro para condenar la violencia política contra las mujeres particularmente en el estado de Chiapas. 

A propuesta de la legisladora priista Ximena Puente, el pleno cameral pidió a la Secretaría de Relaciones Exteriores y al gobierno de Chiapas solicitar a ONU-Mujeres una opinión sobre las posibles violaciones a los derechos humanos de las mujeres en la referida entidad. 

Puente remarcó que la reforma política electoral de 2014 incorporó la paridad de género para garantizar el acceso de las mujeres a cargos de elección popular, pero al paso del tiempo se ha comenzado a visibilizar el fenómeno de la violencia política electoral contra ellas. 

Sostuvo que la situación se agravó durante el pasado proceso electoral, en el que 17 candidatas perdieron la vida y al menos 30 que obtuvieron cargos de elección en Chiapas presentaron su renuncia, a fin de que el puesto público fuera ocupado por un hombre. 

“Destaca el fenómeno en los municipios de Mapastepec y Tuxtla Chico, en donde todas las mujeres electas renunciaron y el órgano electoral de Chiapas lo calificó como una posibilidad de violencia política”, dijo.

Desde la tribuna, la diputada Lorena Cuéllar, de Morena, calificó de vergonzosa la persistente violencia política por razones de género y arengó: 

“Solo las mujeres pueden detener estas transgresiones políticas, no permitiendo que violen nuestros derechos ni que pisoteen nuestra dignidad e inteligencia; paremos esta falta de respeto, pues de no hacerlo, vendrán otras víctimas, que inclusive pueden perder la vida”. 

A su vez, la legisladora panista Verónica María Sobrado advirtió que los acuerdos políticos no pueden estar por encima de los principios constitucionales de paridad de género y llamó a levantar la voz para que esas situaciones no vuelvan a ocurrir.


NOTAS MÁS VISTAS