Estado admite presión de pensiones para 2019

Carlos Garza Ibarra, tesorero general, mencionó que el pago podría llegar a 5 mil 400 millones de pesos.
Foto: Leonel Rocha

Eduardo Mendieta Sánchez

El pago de pensiones del Isssteleón que para el próximo año podría ascender a 5 mil 400 millones de pesos, representa una presión y gasto fuerte para el Gobierno Estatal, admitió Carlos Garza Ibarra, tesorero general. 

En entrevista al salir de una firma de convenio para créditos de vivienda nueva a trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León (Isssteleón), el secretario de Finanzas informó que ante esta situación se lanzó una convocatoria para elaborar un estudio y encontrar una solución. 

“El presupuesto de 2018 ronda los 90 mil millones de pesos y será similar, una presión de gasto muy fuerte que tenemos es lo que nos demanda año con año el pago de pensiones del Isssteleón. 

“Este año el Gobierno presupuestó 4 mil 800 millones de pesos, el próximo año será de 5 mil 300 o 5 mil 400 millones, por eso hace una semana lanzamos una convocatoria para hacer un estudio muy completo para dar una alternativa de solución”, explicó. 

Garza Ibarra indicó que entre el gasto del magisterio y las pensiones se habla de un monto que merodea entre los mil 500 a mil 800 millones de pesos de recursos adicionales para el presupuesto 2019. 

“Más otro tipo de necesidades que pudiera tener el Congreso, ¿qué sé yo?, el Poder Judicial o la Fiscalía; un número ahorita no tenemos, ya más o menos vamos a ir analizando, y sería irresponsable la verdad dar un número. 

“Ya más o menos tenemos algunas proyecciones de cierre y sobre esa base tenemos que ir construyendo nuestros números”, comentó el tesorero estatal. 


El 15 de agosto pasado, debido a que existe una demanda de pagos para pensionados y jubilados que no se puede sostener, el Gobierno Estatal y el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica anunciaron la realización de un estudio sobre la actual situación del Sistema de Pensiones y Jubilaciones. 

  El gobierno de Nuevo León estima que actualmente gastan 4 mil 808 millones de pesos en este rubro, lo que representa un 11 por ciento de sus ingresos de libre disposición, que benefician a 18 mil 400 personas pensionadas por distintos motivos. 

El problema de los fondos proviene de una reforma a la Ley del Isssteleón de 1993, donde los servidores públicos en activo tienen cuentas individuales a través de un Sistema Certificado para Jubilación, razón por la que ya no aportan para fondear el pasivo laboral de los jubilados y pensionados.

NOTAS MÁS VISTAS