Exigen terminar con el acoso sexual en la UNAM

41.3% de las denuncias presentadas, de las facultades localizadas en Ciudad Universitaria; egresadas han formado grupos para compartir experiencias y tomar clases de autodefensa.
Muchas de las que se manifestaron ayer en CU demandaron mayor vigilancia en las instalaciones educativas. (Nelly Salas)

Adyr Corral

Entre las principales demandas de los estudiantes de la UNAM que convocaron a una huelga general están, además de la expulsión de grupos porriles de la universidad, el alto a la violencia y mayor seguridad en las inmediaciones de los planteles, el cese del acoso a las mujeres dentro de la comunidad universitaria.

El problema del acoso sexual, como parte de las distintas formas de violencia de género, se ha visibilizado con más fuerza en la UNAM a partir de los resultados que ha arrojado la puesta en marcha del Protocolo de Atención de Casos en agosto de 2016. Es un tema frecuente entre el alumnado y una de sus principales preocupaciones, como lo dejaron en claro en el mitin de este miércoles frente a Rectoría.

MILENIO recogió opiniones y anécdotas de alumnas de distintos planteles de la institución y todas las entrevistadas coincidieron en que el acoso sexual dentro de la institución está normalizado por la comunidad y que impera una cultura que tiende a culpar a la víctima, lo que cohíbe la denuncia. Además de que faltan acciones institucionales más concretas para prevenir y erradicar el problema de manera definitiva.

La violencia de género se padece en los tres niveles educativos y todos los planteles de la UNAM. De acuerdo con las autoridades universitarias, 41.3% de las denuncias provienen de alumnas que pertenecen a facultades localizadas en Ciudad Universitaria, le siguen 35.4% de casos en FES, 15.3% en preparatorias y CCH, y 8% restante se reparte en otras entidades, como pueden ser centros de idiomas o centros culturales, entre otros.

El meollo del acoso es su normalización, “se busca culpar a la persona que sufre el acoso, porque estaba vestida así o porque le respondió una insinuación en la calle a un desconocido, sienten que por eso ya te pueden acosar”, sostuvo la estudiante de psicología Michel Rivera.

Después de enfrentar en carne propia la violencia de género y ante la indignación de conocer sobre otros casos sufridos entre sus compañeras, Melissa Rodríguez y Zianya Flores, egresadas de la FES Aragón y Acatlán, respectivamente, decidieron formar un colectivo llamado “Ayün”, para compartir experiencias con la intención de prevenir nuevos casos por medio de talleres de autodefensa y trabajo de concientización sobre la violencia.

NOTAS MÁS VISTAS