Falta capacitación a burocracia de sistema de justicia: ministro

José Ramón Cossío Díaz indicó que policías, agentes del MP y forenses deben ser preparados para poder llevar a la cárcel a los culpables de delitos.
El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío Díaz. (Leonel Rocha)

Ricardo Alanís

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, José Ramón Cossío Díaz, reveló que en el país falta mayor capacitación a quienes integran la burocracia en la impartición de justicia.

Expresó que el sistema de justicia penal actual es mejor que el antiguo, pero que hay que entrenar a quienes laboran en los organismos de impartición de justicia, como es el caso de los policías y agentes del ministerio público, entre otros.

“En el país, y Nuevo León está incluido, hacen falta capacidades, tenemos una tristeza grandísima en el país por los desaparecidos, por los desplazados, por los homicidios, primero no se identifican tan mal los procesos que las personas que podrían ir a la cárcel no van a ir, entonces, creo que es un tema de capacidades técnicas

“Si uno quiere llevar a una persona a la cárcel procesado es difícil, porque esta persona tiene un principio de presunción de inocencia, no puede uno decir, yo creo… pues no señor, demuéstreme mi culpabilidad, entonces hay que hacerlo bien, hay que entrenar a los chicos que van a ser policías, a los que van a ser forenses, a los que van a ser ministerios públicos, yo veo una gran debilidad del estado por faltas de capacidades técnicas en un juego que es técnico”, dijo.

El ministro acudió este viernes a la Facultad de Derecho y Criminología de la Universidad Autónoma de Nuevo León para sostener una charla-entrevista con estudiantes.

En el lugar, reveló que va a la baja la calidad del ejercicio del derecho en el país, incluso consideró que los legisladores locales y federales deben de contar con un equipo técnico adecuado para aplicar las máximas capacidades cuando se elabora una ley.

“Yo entiendo que las cámaras deben tener representantes populares, las cámaras, y esa es su función, deben de tratar de representarnos a todos en un sistema democrático, pero el trabajo legislativo es un trabajo técnico, no es sólo un trabajo que sea con buenas ideas o intuiciones, requiere de capacidades para desarrollarlo”, dijo.

Expresó que en un tiempo se pretendió crear en los congresos el servicio civil de carrera, que contemplara a técnicos, no sólo abogados, también otras profesiones que ayuden a los legisladores como representantes populares a elaborar buenos textos.

De otra forma habría malas leyes y en lugar de avanzar a un estado derecho, un perfeccionamiento y a la convivencia social, lo que se genera son factores de torpeza.

“Quitar el aspecto político es muy difícil, porque precisamente están integrados en las cámaras con gente política, esa es la función de las elecciones, pero una vez que se tome la decisión política, sí me parece que esa decisión política tiene que quedar muy bien enmarcada y desarrollada en las normas jurídicas que se emitan, esa es la combinación virtuosa.

“De la abogacía sí, yo creo que llevamos varios años en donde se ha estado otorgando los Reconocimientos y Validez Oficial, y esto se le está dando a una gran cantidad de instituciones o de grupos que realmente me parece no satisfacen las condiciones necesarias de formación de los abogados”, comentó.

NOTAS MÁS VISTAS