Firman compromiso para erradicar hambre en Nuevo León

Existen hasta 31 mil 500 personas que viven en pobreza extrema.

El secretario de Desarrollo Social, Genaro Alanís, mencionó que son 160 mil 255 personas las que no cuentan con los recursos para garantizar su comida.
Genaro Alanís, titular de la Secretaría de Desarrollo Social.

Adín Castillo

Con la finalidad de atender los problemas de alimentación que sufren más de 160 mil personas en Nuevo León que viven por debajo de la línea de bienestar, el Consejo para la Planeación estratégica, instituciones públicas y privadas, asociaciones civiles, en conjunto con el Gobierno del Estado, firmaron un compromiso para intensificar esfuerzos. 

El secretario de Desarrollo Social en la entidad, Genaro Alanís, dijo que se encuentran analizando formas de combatir este problema, en conjunto con el sector privado y las asociaciones civiles. 

Explicó que el problema no se limita solamente a la pobreza, pues las 160 mil 255 personas que no cuentan con los recursos para garantizar su comida, tienen todo tipo de problemas que les dificultan sus actividades 

"Tenemos que ir identificando verdaderamente a los que están considerados en extrema pobreza y en función de eso ir buscándoles una solución, atrás de todo eso, del hambre y de la necesidad de alimentarse, se suman muchas cuestiones más, como situaciones quizá de identidad.

"Muchos de ellos no tienen ni siquiera posibilidad de integrarse a la situación productiva como se hablaba ahorita, no se trata de estarle solucionando por largo tiempo la necesidad de la alimentación, sino hacerlos productivos ", dijo. 

Alanís expresó que el problema en Nuevo León es grave, pues existen hasta 31 mil 500 personas que viven en pobreza extrema. 

La presidenta de la Comisión de Desarrollo Humano del Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica, Martha Herrera González, presentó avances que han registrado en el plan "Hambre Cero", y habló sobre un plan a tres años y la idea de que para 2030, Nuevo León sea declarado el primer estado sin hambre del país. 

Explicó que el programa tiene acciones como una campaña de comunicación, una estrategia de sostenibilidad financiera, así como el sistema con el que identificarán a la población por debajo de la línea de bienestar mínimo, a quienes se les busca garantizar su autosuficiencia alimentaria. 

De acuerdo al Presidente de Banco de Alimentos de Cáritas de Monterrey, Enrique Gómez Junco, actualmente se acopian 4 mil 566 toneladas de alimentos al año, pero detalló que se requieren 35 mil anualmente para atender a estas 160 mil 255 personas que se encuentran por debajo del nivel de bienestar. 

En el evento también estuvieron James Colyer Reyes, presidente de Cáritas de Monterrey, ABP, así como Ramón Guajardo Quiroga, secretario de Desarrollo Agropecuario de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

NOTAS MÁS VISTAS