Gabinete de la 4T, vigilado por DFS

Espionaje. Alfonso Durazo y Claudia Sheinbaum fueron monitoreados por sus simpatías socialistas.
Fueron vigilados en algún momento por la extinta Dirección Federal de Seguridad. (Especial)

Daniel Venegas

Media docena del primer círculo presidencial, entre secretarios de Estado, el presidente de la Cámara de Diputados e incluso la jefa de Gobierno de CdMx, Claudia Sheinbaum, fueron vigilados en algún momento por la extinta Dirección Federal de Seguridad.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Arturo Durazo; el secretario de Salud, Jorge Alcocer; el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, fueron espiados.

De ello dan cuenta las versiones públicas que son resguardadas en el Archivo General de la Nación; algunas comienzan a ser puestas a disposición para consulta, otras fueron retiradas por protección de datos personales.

Destaca el expediente de Sheinbaum, ubicado en la caja 325 y consta de una sola hoja en inglés con el encabezado “S-E-C-R-E-T”, fechado el 31 de enero de 1979, donde se detalla el viaje que hizo a Cuba el 24 de julio de 1978, cuando tenía apenas 16 años.

La jefa de Gobierno forma parte de una extensa lista de personas de quienes se detalla también sus traslados aéreos y cuyas identidades fueron protegidas en el documento.

Sánchez Cordero tiene también un expediente elaborado a partir de un informe de la hoy extinta Dirección Federal de Seguridad; en el documento de seis fojas, el nombre de la secretaria aparece en una lista de maestros que participaron en el Coloquio Nacional de Derecho Civil, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

El informe de Alejandro Encinas es uno de los que aún se encuentran en revisión para cumplir con los nuevos ordenamientos en materia de protección de datos personales.

El expediente del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, elaborado también este año, revela sobre sus actividades entre 1984 y 1985; específicamente cuando —en su carácter de director de Consejo Estatales Regionales y Organización Juvenil del CREA— encabezó en Puebla la reunión de delegados en julio de 1984.

También el 2 de mayo de 1985, en ese mismo encargo, se reunió con una comisión de Juventudes del Partido Socialista de los Trabajadores, quienes hicieron un mitin contra la política en materia de atención a jóvenes del gobierno de Miguel de la Madrid.

El informe del secretario de Salud, Jorge Alcocer, es extenso y esta compuesto de largas listas de quienes visitaban las cárceles capitalinas después del 2 de octubre de 1968. El nombre de Alcocer aparece en diversas ocasiones en las que visitó a Adela Salazar, quien después se convertiría en una destacada abogada laborista.

En el caso de Jiménez Espriú, la DFS informó sobre las diversa actividades que hizo como secretario general auxiliar de la UNAM y como director de la Facultad de Ingeniería, incluso cuando presentó su renuncia para incorporarse por designación presidencial a la Subsecretaría de Puertos en la SCT.

El expediente de Porfirio Muñoz Ledo no está disponible para su consulta, pero da cuenta de sus actividades en la década de los 80, cuando era embajador de México ante la ONU. Los reportes y seguimientos fueron hechos por el entonces director de la DFS, Miguel Nazar Haro.

NOTAS MÁS VISTAS