Obesidad, embarazo adolescente y muerte materna, los pendientes

Sexto Informe de Gobierno 2018

En los últimos tres años se elevó de 287 a 294 las intervenciones, en tanto que los medicamentos e insumos asociados se incrementaron de 647 a 670.
En el actual sexenio se consiguió eliminar el sarampión. (Héctor Téllez)

Blanca Valadez

El sector salud durante el sexenio de Enrique Peña Nieto sufrió un recorte presupuestal de más de 32 mil 500 millones de pesos y, a pesar de las transferencias federales a los estados para atender a 53 millones 313 mil de personas afiliadas Seguro Popular, siete estados desviaron alrededor de 7 mil 400 millones de pesos, que derivaron en 23 denuncias ante la PGR.

En el sexto Informe de gobierno se reportó que durante la actual administración el Sistema de Protección Social en Salud logró que 86 por ciento de la población fuera afiliada al Seguro Popular con independencia de su condición social y laboral, y se centró en localidades indígenas.

“De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, en la presente administración la carencia por acceso a los servicios de salud disminuyó en seis puntos porcentuales, al pasar de 21.5 por ciento en 2012 a 15.5 por ciento en 2016”, detalló.

En los últimos tres años se elevó de 287 a 294 las intervenciones, en tanto que los medicamentos e insumos asociados se incrementaron de 647 a 670.

También se establece que se “redujo 10 por ciento el gasto de bolsillo” de los hogares, asimismo, 5.3 por ciento la tasa de mortalidad infantil.

Se destaca la erradicación del sarampión, la creación del Código Infarto de atención inmediata y salvó al IMSS de su quiebra.

A través del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, en 2017 se ejerció 6 mil 349.5 millones de pesos para la atención de 121 mil 740 casos validados y pagados; más de 121 mil atenciones, 6 mil 324 fueron de cáncer de mama, 2 mil 181 de cáncer cérvico-uterino, 2 mil 319 trastornos quirúrgicos congénitos y adquiridos, y 8 mil 798 casos de cuidados intensivos neonatales.

Los grandes pendientes del sector salud se relacionan con disminuir la muerte materna: Chiapas registra 68.5 defunciones por cada mil habitantes; Nayarit, 66.9, y Guerrero, 49.5.

Detalla que México invierte 5.9 por ciento del PIB a salud cuando el promedio de los países de la OCDE es de 9 por ciento.

En el Informe se reconoce que el acceso a la protección de salud sigue siendo un gran pendiente, se registran muertes a edades más tempranas, muchas de ellas dentro de los hospitales.

Se suma el hecho de que obesidad, sobrepeso y diabetes ocasionaron, de 2000 a 2016, un millón 200 mil decesos y más de 7 millones de discapacitados.

Hay 1.25 camas por cada mil habitantes y 2.3 médicos por cada mil. Además hay una baja de proporcionar anticoncepción a las mujeres y controlar el embarazo en niñas.

NOTAS MÁS VISTAS