Sedatu invirtió 1,500 mdp en desactivar conflictos rurales

En lo que va del sexenio, la dependencia federal destrabó 308 pleitos en 25 entidades.
La cobertura del programa se enfocó “en aquellos problemas que requirieron de atención inmediata”. (Nelly Salas)

Fanny Miranda

Los conflictos por la posesión o tenencia de la tierra en el medio rural representan un riesgo para la estabilidad y la paz social, ya que derivan en actos de violencia, advirtió la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

A lo largo del sexenio de Enrique Peña, la dependencia destrabó 308 conflictos agrarios en 25 estados, regularizando 107 mil 659 hectáreas, en beneficio de 54 mil 784 personas, invirtiendo mil 508 millones de pesos.

De acuerdo con el sexto Informe de gobierno, la secretaria Rosario Robles destacó que la cobertura del Programa de Atención a Conflictos en el Medio Rural se enfocó “en aquellos problemas que requirieron de atención inmediata, debido al riesgo para la estabilidad y la paz social.

“Los actos de violencia que se encontraron van desde las agresiones verbales hasta físicas, acciones que ponen de manifiesto la intensidad del problema o la potencialidad de violencia que estaba presente en un porcentaje importante de los conflictos que fueron concluidos”, detalló.

De septiembre de 2017 a agosto de 2018 se concluyeron 40 conflictos sociales por la tenencia de la tierra, para lo que se invirtió más de 165 millones de pesos en núcleos agrarios de Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Veracruz.

La Sedatu informó que establecieron las condiciones para regularizar 2 mil 839 hectáreas, en beneficio de 2 mil 27 ejidatarios, grupos demandantes de tierra y pequeños propietarios.

En Macuspana, Tabasco, se resolvió una demanda de tierra que databa de hace más de 20 años. Se trataba de 170 hectáreas, para lo que se erogaron 15.8 millones de pesos, en beneficio de 40 familias.

En Culiacán, Sinaloa, se dio cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior Agrario, promovida por el poblado Las Arenitas, por la propiedad de 498 hectáreas, en el que se erogaron 30 millones de pesos, en beneficio de 40 personas y sus familias.

En Atotonilco el Grande, Hidalgo, se ordenó restituir una superficie de 192 hectáreas; para resolverlo, la Sedatu destinó 16 millones de pesos, en beneficio de 363 familias.

Asimismo, al coadyuvar con la Cruzada contra el Hambre, 137 conflictos se resolvieron por la vía de la conciliación. También logró liberar 51 mil 651 hectáreas para ser incorporadas a la producción en 19 estados, en beneficio de 49 mil 780 personas.

NOTAS MÁS VISTAS