Reabren ducto Tuxpan-Azcapotzalco, pero cierran el de Tula-Toluca por daños

Política

El director de Pemex, Octavio Romero, dijo que el ducto que abastece a la CdMx ya está funcionando; sin embargo, se sacó de operación el de Tula para evitar más robo de combustible.
Octavio Romero, director de Pemex. | Ariana Pérez

Jannet López Ponce

El ducto Tuxpan-Azcapotzalco, que ha sido dañado en al menos cinco ocasiones desde que empezó el plan contra el robo de combustible, ya funciona con normalidad, informó el director de Pemex, Octavio Romero.

Sin embargo, explicó que sacaron de operación el ducto de Tula-Toluca, debido a que detectaron que ha sufrido varios daños y es susceptible a robos.

"En el caso de algunos de los ductos que hemos echado en operación y al mismo tiempo que han salido de operación, comentarles que el principal, el Tuxpan-Azcapotzalco, que alimenta la Ciudad de México y la Zona Metropolitana, afortunadamente logramos echarlo a andar otra vez, después de que nos lo picaron, de que nos lo boicotearon, está funcionando normalmente a razón de 170 mil barriles diarios", dijo el director de Pemex en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador


"En el caso del ducto Tula-Azcapotzalco, que abastece con diésel a la misma zona, sufrimos un piquete en el ducto a partir de las 12 de la noche de ayer a hoy, y lo tenemos suspendido esperamos echarlo a caminar de nueva cuenta en las próximas horas", detalló.

Afirmó que un caso "drástico" es el ducto de Tula-Toluca que ha sufrido muchos robos, por lo que detuvieron su operación.

"El ducto Tula Toluca ha venido sufriendo muchos robos. El 15 de enero fue el último piquete que le dieron; ahí se había reiniciado la operación en el ducto y a las dos horas, nos dimos cuenta que no llegaba ni un solo barril, todo lo que se estaba bombeando era extraído en una zona ubicada en Tula, Hidalgo", explicó Octavio Romero. 
"El ducto Tula-Toluca ha venido sufriendo muchos robos. El 15 de enero fue el último piquete que le dieron; ahí se había reiniciado la operación en el ducto y a las dos horas, nos dimos cuenta que no llegaba ni un solo barril, todo lo que se estaba bombeando era extraído en una zona ubicada en Tula, Hidalgo", explicó Octavio Romero.

Dijo que se detuvo la operación "de inmediato" cuando detectaron la "bárbara" caída en la presión del ducto y aseguró que se robaban el 100 por ciento de la capacidad del tubo. 




NOTAS MÁS VISTAS