El Tren Maya, en máximo cuatro años, ofrece AMLO

“Sin pretextos ni retrasos”, compromete con gobernantes del sureste

El proyecto tendrá etiquetados 16 mil millones de pesos para 2019 y las primeras licitaciones se lanzarán en diciembre, en las que podrán participar empresas nacionales y extranjeras
Álvaro Juanes, Carlos Joaquín González, Rutilio Escandón, López Obrador, Manuel Velasco y Alejandro Moreno. (Foto: Héctor Téllez)

Jannet López Ponce

Para el presupuesto de 2019, el proyecto del Tren Maya tendrá etiquetados 16 mil millones de pesos, por lo que Andrés Manuel López Obrador recibió el respaldo de los gobernadores en funciones y electos de los cinco estados por donde pasará para lanzar las primeras licitaciones en diciembre y concluirlo en máximo cuatro años “sin pretextos ni retrasos”, pues prácticamente la mitad ya está construido.

En una reunión privada en Palenque con el Presidente electo, los actuales y futuros gobernadores de Campeche, Chiapas, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán se comprometieron a trabajar en conjunto con la próxima administración federal, por lo que tendrán un mes para afinar las bases de las licitaciones que deberán lanzarse este mismo año, con participación de empresas nacionales y extranjeras.

López Obrador detalló que de los 16 millones de pesos que están considerados para el presupuesto del próximo año, la mitad corresponde al impuesto turista de estos estados, y estimó una inversión global de 120 a 150 mil millones de pesos con aportación pública y privada, por lo que recalcó que no es un proyecto nada más de un gobierno, sino de la nación.

“Es un proyecto que consideramos indispensable y estratégico para la nación, no es un proyecto del gobierno federal o de los gobernadores, es un proyecto para la República, porque involucra también a los ciudadanos, a la sociedad civil, al sector privado y a las autoridades de los tres niveles de gobierno”, dijo el futuro Presidente en rueda de prensa.

Detalló que la inversión será mixta y que se invitará a empresas extranjeras, pues “hay un gran interés de otros países para que a México le vaya bien, para que aumente nuestro crecimiento económico de 2 por ciento, que logremos por lo menos 4 por ciento y por eso tendrán todas las facilidades”, aunque recalcó que se le dará prioridad a las nacionales.

AMLO añadió que la aportación de los estados se contempla sobre el potencial que tiene cada tramo: “Por ejemplo, el que puede tener más potencial es Quintana Roo, por Cancún y Tulum; hoy es viable cualquier inversión y se recupera pronto”.

En tanto, el próximo titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, aseguró que desde hace dos años trabajan en este proyecto, por lo que está claro lo que hace falta y lo que ya se tiene, e incluso ya hay pláticas y consultas con los pueblos indígenas y comunidades por donde pasará el tren, y que tendrán también proyectos adicionales por parte de la Secretaría del Bienestar.

Dijo que el proyecto se planteó siempre bajo tres derechos: el de vía, el de las carreteras y el de las líneas eléctricas, para “no hacer afectaciones ambientales o que estas sean mínimas, porque ya no hay árboles en esas zonas”.

Por lo que recalcó que del tramo de mil 500 kilómetros que va de Cancún a Palenque, 50 por ciento ya está prácticamente construido usando la vía de Palenque a Valladolid, y gran parte del resto ya tiene proyectos.

Por ejemplo, comentó que de las 17 estaciones que se construirán, en el tramo de Campeche ayudarán los libramientos que el gobierno estatal ya tiene previsto construir, mientras que en Yucatán beneficiará la incorporación de los parques industriales que se instalaron en los últimos años y en Chiapas la empresa operadora del aeropuerto construirá esa estación.

López Obrador indicó que el tren está pensado para tres modalidades: de carga, de pasajeros locales, a bajo costo, y turístico, con un precio mayor.

Al respecto, el gobernador priista de Campeche, Alejandro Moreno, consideró que este proyecto llega en tiempo y forma y que ciudadanos y mandatarios lo ven con buenos ojos.

“Es el parteaguas de una integración de la península, es una nueva oportunidad para el sur-sureste, para fortalecernos turística y económicamente. Es un gran proyecto que apoyaremos en los derechos de vía y en lo que nos corresponda lo vamos a respaldar comprometidamente”.

El siguiente encuentro de seguimiento será dentro de un mes en Campeche, donde ya se presentarán los borradores de las primeras licitaciones, por lo que el mandatario electo agradeció a los gobernadores de Campeche y Tabasco que, aunque sus gobiernos están por concluir, aceptaron participar y dar las facilidades para los primeros avances.

En la reunión también estuvieron los próximos titulares de Comunicaciones, Hacienda, Semarnat y Pemex. 

NOTAS MÁS VISTAS