China niega llegada de buscador censurado de Google

Un medio oficial negó el regreso de Google a China luego de que en 2010 dejará de funcionar en ese país como consecuencia de la censura en internet.
Los teléfonos no están certificados por Google. (Especial)

DPA

Medios oficiales chinos negaron que Google vaya a lanzar un buscador censurado en China, en medio de reportes en ese sentido que generaron preocupación entre los defensores de los derechos civiles. 

El portal de noticias The Intercept publicó que Google está diseñando una aplicación de Android que cumpliría con la estricta censura de China. The New York Times confirmó esa información de fuentes conocedoras de los planes de la empresa estadundiense. 

Según estos medios, la app de Google censuraría información relacionada con los derechos humanos, la democracia y la religión, temas prohibidos por la denominada Gran Muralla China de internet. La aplicación llamada Dragonfly, fue mostrada al gobierno chino y podría lanzarse en los próximos meses si es aprobada por Pekín, señalaron. 

Sin embargo, un diario estatal chino negó esas informaciones. "Vale la pena mencionar que desde el año pasado hay rumores del posible regreso de Google a China", apunta el China Securities Daily, que pertenece al órgano de vigilancia de la seguridad estatal. "El periodista acaba de confirmar que el regreso de Google a China no es cierto", señala. 

El gigante de internet se retiró de China en 2010 en respuesta a la censura impuesta por el Gobierno del país asiático. Pero recientemente hizo varias incursiones en el mercado chino, lanzando un juego y abriendo un centro de inteligencia artificial. China es el mayor mercado digital del mundo, con 772 millones de usuarios de internet. 

En un comunicado, Google explicó que funciona con varias apps en China, como su servicio de traducción Google Translate o Files Go, que trabaja con desarrolladores chinos y que invirtió en compañías chinas como el minorista digital JD.com. "Pero no comentamos especulaciones sobre planes futuros", señaló. 

Grupos defensores de los derechos humanos se mostraron preocupados por las informaciones. Consideran que si Google se acepta la censura de Pekín, sería un duro golpe para la ya de por sí escasa libertad de expresión en China y daría al Gobierno la posibilidad de acceder a los datos de los usuarios. 

"Será un día negro para la libertad en internet", afirmó Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional. "Envía una señal de que ya nadie se esfuerza por enfrentarse a la censura", añadió. 

La ley de ciberseguridad de China obliga a las compañías a archivar la información personal de los usuarios del país y a ayudar a las autoridades en sus investigaciones. 

"Es alarmante que Google parezca estar desarrollando esta versión censurada de un motor de búsqueda en medio de las duras medidas contra los derechos humanos en China", dijo Maya Wang, de Human Rights Watch. 

China no sólo censura a Google sino también a redes sociales como Facebook, Twitter o YouTube, la app de mensajería WhatsApp y medios como The New York Times o The Wall Street Journal.




RL

NOTAS MÁS VISTAS