Muro de Trump podría hacerse realidad... con lásers y radares

CES 2019

Varias empresas tecnológicas presentan en la CES de Las Vegas algunas alternativas que se podrían usar para tener un muro fronterizo digital.
Quanergy es una de las empresas que presenta una tecnología para crear un muro fronterizo digital. (Fernando Santillanes)

AFP

El presidente Donald Trump quiere un muro de más de cinco mil millones de dólares. ¿Pero y si la solución para vigilar la frontera de Estados Unidos y México es una pared virtual? Un puñado de startups espera que sea así.

Quanergy Systems es una de ellas. Esta compañía, que presenta sus tecnologías en la CES de Las Vegas, se encuentra entre las pocas que trabajan con el Lidar, un sistema de detección láser ampliamente utilizado en vehículos autónomos, como una herramienta de vigilancia fronteriza y para la lucha contra la migración ilegal.

"Ofrecemos una solución que es más eficaz que un muro físico", dijo Louay Eldada, director ejecutivo y cofundador de la startup con sede en Silicon Valley, y quien muestra en la CES su sistema, que se está implementando en proyectos piloto en la frontera entre India y Pakistán, así como en una pequeña parte de la frontera sur de Estados Unidos.


Menos costoso y con un impacto medioambiental más bajo, un muro virtual basado en radares, sensores y cámaras podría -teóricamente- ofrecer una alternativa para resolver la discusión entre Trump y los legisladores demócratas, que se niegan a otorgar fondos para la construcción de la valla fronteriza que quiere el presidente y que han calificado como una solución "medieval".

¿Cómo funciona?

Gracias al Lidar, que detecta la luz y mide las distancias gracias a un puntero láser, el sistema de Quanergy "puede ver en el día y la noche, en cualquier clima, y puede rastrear automáticamente a los intrusos y dar las coordenadas del GPS en tiempo real a los agentes de patrulla", explica Eldada.


El sistema funciona con lásers, radares, GPS y cámaras. (AFP)

En cuanto al costo, Eldada asegura que este sistema podría costar "entre dos y tres por ciento" del precio de una barrera física para la frontera completa entre Estados Unidos y México.

Según los promotores, una frontera virtual en los 3,200 kilómetros que separan a Estados Unidos de México sería además menos costosa en términos de funcionamiento y no afectaría el paisaje ni el ecosistema.


Asimismo, Eldana explica que con esta solución "no es necesario que haya agentes de patrulla conduciendo de un lado a otro, por lo que se necesitan menos personas" para vigilar la frontera.

Hace unos diez años, el gobierno estadunidense descartó un proyecto de protección fronteriza electrónica, al considerar que no era lo suficientemente eficaz.

Pero el desarrollo del Lidar y la inteligencia artificial permite hoy en día disponer de un sistema que funciona, asegura el jefe de Quanergy, en particular porque este sistema permite "ver" lejos.

Así, "podemos ver cómo se mueve una persona y determinar si es un policía o alguien que busca traspasar ilegalmente la frontera", explica, siempre evitando responder preguntas más relacionadas con la actualidad política.


El muro digital es un proyecto popular en Silicon Valley

Otra startup estadunidense, Anduril, trabaja igualmente el tema de la vigilancia fronteriza, un asunto altamente sensible para Silicon Valley, que tradicionalmente se inclina más al lado demócrata y prefiere quedarse al margen o al menos ser muy discreta cuando sus tecnologías son empleadas por las fuerzas del orden o los gobiernos.

Anduril, fundada por Palmer Luckey, el joven creador de Oculus, la startup especializada en realidad virtual comprada por Facebook en 2014, se define a sí misma como una "empresa de defensa". La startup no expone en la CES pero Luckey se encuentra en Las Vegas, constató un periodista de AFP.



Los equipos de Anduril pueden ser colocados en una frontera combinando radares, antenas de telecomunicaciones y cámaras, para detectar objetos ubicados hasta unos tres km. Gracias a la inteligencia artificial, aseguran poder distinguir un humano de un auto, un animal de una planta.

Entonces el sistema puede enviar una alerta al teléfono de un agente para señalar que una persona sospechosa se está acercando a tal o cual lugar.

Con estos sistemas disponibles, quedaría por saber qué será del futuro de unos 20 mil agentes estadounidenses de vigilancia fronteriza.


mrf

NOTAS MÁS VISTAS