Cuidados básicos durante el embarazo

El embarazo trae consigo muchos cambios físicos y psicológicos en el cuerpo. Te decimos cómo prepararte.
Tu cuerpo atraviesa por un proceso complicado y de muchos cambios, ya que gran parte de tu energía alimenta las necesidades del bebé. (Shutterstock)

Yazmín Veloz

La maternidad trae consigo cambios y experiencias distintas dependiendo la edad de la futura madre. Son nueve meses que pueden generar angustias y estrés. Para disminuir los inconvenientes, lo mejor es estar informada sobre lo que experimentarás emocionalmente y los cambios que sufrirá tu cuerpo. No importa si es el primer embarazo, o el tercero, siempre puedes cuidarte mejor.

Preparándote para el embarazo

1. Asegurate de estar biológicamente sana para concebir

De acuerdo con el ginecólogo y especialista en fertilidad del Hospital Ángeles Lomas, Víctor Hugo Ruz Cervera, debes realizarte estudios clínicos como química sanguínea o una biometría hemática, para tener certeza de que tu cuerpo está listo para embarazarte, lo cual ayuda a detectar y tratar problemas de salud que podrían empeorar durante la gestación.

2. Consume ácido fólico dos meses antes

A pesar de que no es posible saber con exactitud en qué momento vas a concebir. Es importante que comiences a tomar esta vitamina dos meses antes de empezar a buscar un embarazo (y durante toda la gestación), ya que de acuerdo con el experto, es un poderoso antioxidante que protege a las células y previene 80% de las malformaciones en los embriones.

3. Considera tu edad reproductiva

Debes tomar en cuenta que las mujeres que se encuentran entre los 20 y 30 años tendrán oportunidades de concebir más rápidamente, ya que sus óvulos son más jóvenes y es la edad biológica ideal. De acuerdo con el doctor Cervera, las mujeres de más de 31 años pueden tener dificultades para quedar embarazadas y durante la gestación.

Ya estoy embarazada

1. Elige a tu médico de confianza

Es importante que te prepares para esta etapa y te sientas segura. Por ello debes escoger al ginecólogo que te atenderá y resolverá tus dudas durante estos nueve meses, lo cual es esencial para que el embarazo y parto transcurran de la mejor manera posible.

2. Haz ejercicio suave y de bajo impacto

Las actividades físicas benefician a la mamá y al bebé. Actualmente hay clases de yoga, pilates y natación especiales para embarazadas, las cuales te ayudarán a mantenerte activa y saludable.

3. Lleva una dieta saludable y equilibrada

El hecho de que estés embarazada no significa que debas comer por dos personas. Lo ideal es mantenerte nutrida a base de una dieta balanceada que incluya proteínas, vegetales, carbohidratos y cereales, puedes consultar a un especialista para que te recomiende vitaminas o suplementos alimenticios que no dañen al bebé.

Recuerda que los expertos recomiendan evitar las grasas, los irritantes y el exceso de carbohidratos, ya que estos últimos podrían provocar un aumento de peso excesivo y derivar en diabetes gestacional.

4. Descansa

Tu cuerpo está atravesando por un proceso complicado y de muchos cambios, ya que gran parte de tu energía está siendo utilizada para alimentar las necesidades del bebé. Procura enfocarte en descansar adecuadamente, ya que esto evitará que le transmitas ansiedad o irritabilidad. Recuerda que cuando nazca será más complicado que duermas.

Chek up básico

1. Prueba de VIH

Se sugiere realizarla en la semana 8. Si la madre es portadora del virus, llevar un tratamiento y evitar que el bebé se contagie.

2. Química sanguínea

Además de practicarla antes del embarazo, el doctor recomienda repetirla en la semana 10 de gestación, ya que detecta enfermedades en varios órganos como el riñón y el hígado, así como los niveles de colesterol y trigliceridos altos.

3. Examen de orina

Se debe realizar en el primer trimestre de embarazo, idealmente en la semana 12, ya que detecta infecciones en el cuerpo de la madre que sean un riesgo de aborto.

Te recomendamos: Postergar la maternidad

4. Tamiz para diabetes gestacional

Las hormonas que genera la placenta dificultan la producción de insulina en la gestación, además los niveles de azúcar aumentan, por lo que es importante realizar este estudio en la semana 24 para que en dado caso de padecerla, se pueda controlar a tiempo.

5. Cuádruple marcador

Es un análisis de sangre que se practica en la semana 28, el cual detecta el riesgo de alteraciones cromosómicas en el feto.

6. Pruebas de coagulación

Los niveles de la sangre cambian en el embarazo. Realizar estas pruebas en la semana 30 ayudan a monitorear la presión sanguínea es la adecuada.

Tu bebé trimestre a trimestre

1. El primer trimestre es uno de los más críticos, ya que según el doctor Cervera, la amenaza de aborto o hemorragia se pueden hacer más presentes. Evita cargar cosas pesadas y realizar ejercicio de alto impacto.

2. Del trecero al sexto mes, el riesgo de desarrollar diabetes gestacional e hipertensión en el embarazo (preeclampsia) es más común. Cuida tu alimentación, evita situaciones de estrés; suspende durante todo el periodo de gestación las bebidas con cafeína, alcohólicas y sustancias nocivas como el cigarro.

3. En el último trimestre, los problemas que podrían presentarse es que el bebé nazca prematuro, por lo que es importante realizar los ultrasonidos correspondientes durante todo el embarazo para que el ginecólogo detecte anomalías. Otro riesgo es que se desprenda la placenta antes del parto, lo que pone en peligro la vida de la mamá y el bebé. Lo ideal es no tomar a la ligera tu revisión médica.

Cuídate y consiéntete

En el embarazo, tu piel tiene muchos cambios; te pueden salir estrías, manchas, celulitis o acné. Sonia Lerman, especialista en belleza y directora del spa enfocado en cuidados pre y posnatales Maple (Maternidad Plena), comparte estos consejos para que luzcas radiante durante esta etapa.

Te recomendamos: Maternidad sin culpa

1. Mantente hidratada

Bebe dos litros de agua al día para tener la piel sana, además evita el consumo de refrescos y bebidas azucaradas, ya que elevan el nivel de azúcar en la sangre lo que altera la apariencia de la piel.

2. Cabello brillante

La experta recomienda utilizar champú orgánico libre de parabenos, los cuales son conservadores que pueden llegar a ser tóxicos para nuestro organismo y se llevan los aceites naturales, dejando nuestra melena seca y sin brillo.

3. Evita las siliconas

Para prevenir la formación de estrías causadas por la deshidratación, lo mejor es dejar a un lado los productos que contengan esta sustancia, ya que forma una película impermeable sobre la piel que impide la transpiración.

4. Libre de estrías

Es importante que no dejes a un lado tu rutina de belleza. Utiliza diariamente humectante facial y corporal, y pon cuidado en las zonas problemáticas (espalda, vientre y muslos). Utiliza aceites especiales para prevenir las estrías que podrían aparecer durante y después del embarazo.

5. Libérate de las piernas pesadas

Este es uno de los problemas más comunes lo ideal es caminar media hora al día y hacerte masajes con agua fría desde la planta del pie hasta la parte superior del muslo.

6. Utiliza productos libres de formaldehído

Sabemos que tener las uñas esmaltadas es importante para una buena presentación, pero en ocasiones los barnices contienen sustancias, como el formaldehído que son dañinas para el bebé. Procura buscar lacas de uñas orgánicas y libres de olores.

Mamá a distintas edades

La maternidad trae consigo cambios y experiencias distintas dependiendo la edad de la futura madre.

1. En la etapa reproductiva pico (20 a 30 años)

Pros

• Menor riesgo de que el bebé tenga alteraciones cromosómicas.
• Más posibilidad de concebir.
• El cuerpo produce más progesterona para la implantación del óvulo.
• Más energía para soportar los cambios.

Contras

• No ha concluído sus metas profesionales.
• La estabilidad económica no está consolidada.

2. En edad reproductiva tardía (30 a 40 años)

Pros

• Mayor estabilidad económica y emocional para recibir al bebé.
• Metas profesionales cumplidas y una carrera consolidada.
• La madurez emocional es mayor a esta edad.

Contras

• Mayor riesgo de padecer ovario poliquístico o miomas.
• El cuerpo produce menos progesterona.
• Mayores posibilidades de embarazo de alto riesgo.
• Riesgo de que el bebé nazca con alteraciones cromosómicas.

Actitud Zen

De acuerdo con Sonia Lerman, los masajes prenatales son ideales para que las futuras mamás se relajen y conecten con su bebé. Realizar esta práctica una vez a la semana, a partir del cuarto mes de gestación, trae los siguientes beneficios:

1. Ayuda a liberar tensiones, líquidos en las extremidades y molestias de espalda.
2. Estimula la circulación y mantiene la presión arterial en niveles normales.
3. Mantiene la elasticidad y flexibilidad de tu piel, lo que previene la aparición de estrías.
4. Proporciona energía y ayuda a eliminar toxinas e inflamación.




NOTAS MÁS VISTAS