Cruzó la frontera para llevarle regalos a niña mexicana

Navidad

Un hombre en Arizona encontró la carta que una niña de Nogales le escribió a Santa Claus y decidió jugar el papel de "ayudante de Santa".
La carta que llegó hasta Arizona y Dayami y su hermana. (Especial)

Milenio Digital

Una pareja originaria de Arizona, Estados Unidos, demostró que aunque quieran construir un muro para dividir la frontera con México, siempre habrá algo que nos una esta ocasión fue nada menos que una carta a Santa.   

Randy Heiss, de 60 años, contó al diario Washington Post que un día mientras hacía una caminata cerca de su casa, vio los restos de un globo atorado en una planta. Decidió acercarse para retirar los pedazos de látex y fue cuando se dio cuenta que había una cartita amarrada al cordón del globo. Tenía el nombre Dayami escrito en el frente.   

Al llevarle la carta a su esposa, quien habla español, se dio cuenta que era una lista para Santa Claus. “Basándome en el viento que había habido, estaba bastante seguro que venía de Nogales”, dijo al diario estadunidense.   

Pero ahí no acaba la historia. Randy publicó en su página de Facebook una foto de la carta para encontrar con la pequeña que la había escrito, pero no tuvo respuesta. Entonces, contactó una estación de radio de Nogales para que le ayudara a dar con ella.   

Casi de inmediato, alguien se contactó con la estación y fue como descubrieron que Dayami sí vivía en Nogales, tenía 8 años y sus papás habían aceptado reunirse con Randy.   

La pareja compró entonces todo lo de la lista, que incluía una máquina para dibujar, pintura y un set de "Enchantimals"; además de otros juguetes para la hermana de Dayami, de 4 años y de quien se enteraron cuando contactaron a la estación de radio.   

Al reunirse con la pequeña, Dayami no lo podía creer, dijo Randy quien se presentó como un “ayudante de Santa”.   

“Fue una experiencia muy bonita… bastante curativo para nosotros”, dijo Heiss al Washington Post; y es que la pareja perdió a su único hijo hace nueve años y no tiene nietos

Randy calificó la experiencia como un milagro, pues uno hubiera pensado que encontrar a la niña y su familia sería una tarea imposible. 

"Ahora tenemos unos amigos de por vida. Y, por un día, ese muro fronterizo y su concertina se desvanecieron", dijo. 

​mrf

NOTAS MÁS VISTAS