5 situaciones de 'La casa de las flores' impensables en las telenovelas tradicionales

La casa de las flores

Aunque se trata de un melodrama con tonos de comedia, la serie de Netflix muestra personajes poco representados en la televisión mexicana.
'La casa de las flores' es la primera serie creada por el mexicano Manolo Caro (Netflix).

Ernesto Huerta

Gracias a que es transmitida en una plataforma de streaming y no en televisión abierta, La casa de las flores se ha permitido mostrar en pantalla algunas situaciones impensables en las telenovelas tradicionales

Aunque la incursión de Manolo Caro en la pantalla es descrita por Netflix como una serie, lo cierto es que el propio director ha reconocido que su historia es un melodrama que bien puede ser comparado con las telenovelas de larga tradición entre el público mexicano. 

Sin embargo, la audiencia no debe dejarse llevar por las apariencias, pues aunque la trama sea protagonizada por Verónica Castro —rostro emblemático de los culebrones—, La casa de las flores incluye personajes poco representados en las producciones de la televisión mexicana.

Si aún no has visto La casa de las flores, corre a devorar los 13 capítulos (no te toma más de 7 horas), y luego vuelve, que estamos por repasar esas situaciones que sólo Netflix y Manolo Caro podían contarnos: 

Mariguana

Verónica Castro interpreta a Virgina de la Mora, una mujer que sufre mucho y vende flores. Hasta aquí todo normal, ningún reto para una actriz acostumbrada a  interpretar este tipo de personajes. 

Sin embargo, Virginia no es la típica matriarca de las telenovelas: es una esposa que sufre, pero que también cobra venganza; una madre que da todo por sus hijos, pero que también los sabe poner en su lugar; una mujer que lidia con el estrés, pero que lo soluciona con un churrito de mariguana. 

"Nada que ver mi persona con el personaje; me costó mucho trabajo", dijo La Vero a Adela Micha, en entrevista para La Saga. "Soy muy conservadora, todavía soy una persona muy costumbrista". 

Show de travestis

Amanda, Pau, Yuri y Gloria son cuatro de los personajes más entrañables de La casa de las flores. Ellas son las show women del cabaret que administraba Roberta, la amante de Ernesto, el esposo de Virginia de la Mora

Las cuatro travestis aparecen en varios episodios, pero quizá la escena más divertida a cargo de ellas sea la del funeral de Roberta, cuando hasta Paulina (Cecilia Suárez) se les une para rendir homenaje a la recién fallecida. 


Hijo bisexual

Interpretado por Darío Yazbek, Julián es el hijo menor de Virginia de la Mora, y probablemente quien más dolores de cabeza le genera a su madre a lo largo de la serie.

Aunque tiene novia, Julián lleva una relación de cinco años con Diego (Juan Pablo Medina), el encargado de las finanzas de la familia. Cuando finalmente decide salir del clóset, descubre que no es gay sino bisexual

Trío gay

La historia de Julián no termina ahí, pues cuando decide terminar su relación con Lucía, su novia, ésta le roba un video porno y lo amenaza con publicarlo en caso de que la deje. 

El video muestra un trío sexual que Julián sostuvo con Diego y con un sujeto que conocieron en Grindr, una aplicación para citas entre gays. 

Cuando Julián no cede, Lucía publica el video y en las redes lo llaman #LordDámeloTodo

Transexualidad

La serie también incluye a un personaje transexual. Se trata de María José (Paco de León), la ex pareja de Paulina de la Mora

Aunque se separaron luego de que José María —como se llamaba el personaje antes de su transición— se asumiera como mujer transexual, ambos vuelven a encontrarse y descubren que el cariño sigue intacto. 

María José, de profesión abogada, llega desde Madrid a México para ayudar a Paulina a sacar a su papá de la cárcel. Tras varios días de convivir con su ex pareja, Paulina decide pedirle que vuelvan a darse una oportunidad. 

ehh

NOTAS MÁS VISTAS