Dejó a su perra en guardería canina; se la devuelven muerta en un paquete

"Habían aplastado a Nova como una pelota envuelta en una bolsa negra. No había cuidado ni empatía en la forma en que había sido tratada", relató la dueña de la husky.
La joven compartió varias fotos de Nova en Instagram (Especial).

Milenio Digital

Una joven dublinesa dejó a su perrita husky en una guardería para perros sin imaginar que al regresar por ella, se la devolverían muerta y en un paquete. 

Kirsten Kinch señaló que dejó a su perra Nova en el centro P&E Boarding Kennels el 27 de diciembre, pues se disponía a hacer un viaje a Islandia en compañía de su familia.

Al volver por la husky, el 31 de enero, le informaron que la perrita había muerto. "Nos dijeron que Nova había muerto; la habían encontrado esa mañana ensangrentada en su jaula. Nos quedamos impactados, devastados", dijo Kinch en Instagram. 

"Habían aplastado a Nova en lo que solo puedo describir como una pelota envuelta en una bolsa negra, cubierta con cinta adhesiva. No había cuidado ni empatía en la forma en que había sido tratada", agregó.


De acuerdo con la joven, Nova padecía de colitis, pero estaba bajo tratamiento con esteroides. Previo a su viaje, Kinch apunta que llevó a la husky a la veterinaria, quien le confirmó que el tratamiento estaba dando resultados. Por tal motivo, la joven asegura que al llegar a la guardería para perros, le dio instrucciones al personal para mantener la medicación. 

"Les di instrucciones escritas y verbales", afirma en su relato de Instagram. Por su parte, los responsables del centro P&E Boarding Kennels aseguraron a Kinch que Nova había recibido el tratamiento durante su ausencia. 

"Estaba horrorizada, y no podía creer que hubiera un husky de 25 kilos en aquella bola", explicó la joven. 

"Nova deja un agujero que será imposible de llenar, la echo de menos cada día y espero que escribir esto pueda detener una situación similar en el futuro", finalizó Kinch en su publicación. 

ehh

NOTAS MÁS VISTAS