Cómo hacer un altar de muertos

Con flores de cempasúchil, papel picado y detalles que fueron del agrado a quien está dedicada la ofrenda, es lo que se debe considerar para elaborar el altar

Altar de muertos con cempasúchil (Especial)

Claudia Luévano

Reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco, por sus siglas en inglés), como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, la celebración del Día de Muertos, es posiblemente, una de las tradiciones más arraigadas en México, según lo explica la Fundación UNAM.

Al estar cerca el Día de Muertos, en algunos hogares, así como instituciones diseñan un altar en honor a seres queridos que han partido. Si aún no has realizado el tuyo, aquí te compartimos algunos datos de cómo crearlo, la licenciada Alejandra Flores, directora del Museo de la Moneda comparte tips que ayudarán para diseñar la ofrenda.

* Altar dos, tres y siete niveles. El más básico es el que tiene dos niveles, el primero nivel significa la tierra y el segundo es que se está cerca del cielo. El de tres escalones, se agrega el de en medio que es el purgatorio, y finalmente el de siete pisos que son los pasos que debe de recorrer el difunto para llegar al cielo.

Alejandra Flores, directora del Museo de la Moneda. (Claudia Luévano)

*Agua, este elemento se coloca ya que se dice que luego del largo recorrido que realizan llegan sedientos, por ello se recomienda colocar un vaso con agua.

* Velas, éstas se pueden acomodar en diferentes espacios para iluminar el camino que lleve a la cima del altar.

* La flor de cempasúchil que tiene un olor peculiar y el cual dice atrae a los difuntos hacia su altar, además de los colores vivos que tienen

* La cruz puede ser alguna que se tenga en casa o elaborarse con sal (lo cual es para purificar) o con los mismos pétalos de cempasúchil.

* Pan de muerto se puede agregar también en altar y se dice que es para que quien se honra pueda comerlo.

* Se puede agregar comida y bebidas favoritas o aquellos elementos que eran del gusto de la persona.

* Las calaveritas tradicionales que representan la muerte, algunas llevan hasta el nombre. Además se pueden elaborar catrinas que se colocan en alguna parte del altar.

* El perro, es quien guía a los muertos por el camino de oscuridad y porque son compañía.

* El papel picado es un adorno para la ofrenda ya que sus colores lo harán más llamativo y atractivo.

* Y finalmente y muy importante la foto de quien se honra, la cual se coloca en la cima del altar de muertos. "Hay quienes colocan un espejo y atrás la imagen y esto es para que quien llega se refleje".

En un comunicado que comparte el Gobierno de México explica que la flor de Cempasúchil es originaria de México, su nombre proviene del náhuatl “Cempohualxochitl” que significa “veinte flores” o “varias flores”. La flor era considerada por los mexicas como un símbolo de vida y muerte.

Nuestros antepasados asimilaban el color amarillo de la flor de cempasúchil con el sol, razón por la que la utilizaban en las ofrendas dedicadas en honor a sus muertos. La tradición marca hacer senderos con las flores de cempasúchil, desde el camino principal hasta el altar de la casa con la finalidad de guiar a las almas hacia los altares.

NOTAS MÁS VISTAS