Cómo evitar estafas inmobiliarias al rentar un departamento

Presta atención para evitar estafas inmobiliarias que pongan en peligro la seguridad y economía de los arrendatarios.

Se recomienda elegir distintas zonas de una ciudad que llamen la atención del futuro arrendatario

Milenio Digital

En México existen distintas maneras de cometer estafas inmobiliarias. Entre las modalidades más populares se encuentran, por ejemplo:

  • Ofrecer propiedades no existentes o no disponibles.
  • Realizar la falsificación de las escrituras de un inmueble.
  • Hacer la solicitud de grandes sumas de dinero como depósito o meses de renta adelantados.
  • La inclusión de cláusulas abusivas en el contrato de arrendamiento que solo protejan los intereses del propietario del inmueble, y que afecten a quien renta su espacio.

Debido a esto, Vivanuncios, el portal inmobiliario de eBay en México, se ha dado a la tarea de ofrecer a los nuevos arrendatarios las siguientes medidas de seguridad que les ayuden a evitar estafas inmobiliarias y proteger su economía en el momento que se dispongan a rentar un nuevo departamento.

Cómo evitar estafas inmobiliarias al rentar un departamento

Conoce la renta de los departamentos de la zona

Para evitar estafas inmobiliarias, antes de comenzar a prospectar departamentos en renta, se recomienda elegir distintas zonas de una ciudad que llamen la atención del futuro arrendatario y realizar una rápida investigación acerca de los precios ofertados en las propiedades de esas áreas.

Esta rápida medida de seguridad ayudará a los próximos arrendatarios a calcular un precio justo de renta, organizar sus finanzas, planear sus pagos y, así, evitar ser estafados con cantidades de dinero mayores al valor real de la propiedad que les interesa.

Cotiza y compara distintos departamentos

Una vez elegida la zona que más se adecúa a los gustos y economía de los interesados, es muy importante investigar y analizar más de una propiedad con el propósito de comparar todas sus ventajas y desventajas; así mismo se deben tener en mente las necesidades presentes y futuras de los que habitarán el departamento y así tomar una decisión que beneficie a todas las partes involucradas.

Realizar un cuadro comparativo es un ejercicio sencillo y rápido. Tras visitar los departamentos, los arrendatarios tan solo deberán anotar qué tipo de características necesitan que tenga la propiedad, el precio a pagar por ella y los obstáculos que podrían presentarse.

Esto los ayudará a comparar y priorizar el tipo de vivienda que desean arrendar y evitar estafas inmobiliarias relacionadas con falsa información de los departamentos o rentas elevadas que no corresponden con el valor y condiciones físicas del inmueble.

Solicita referencias de otros inquilinos

Una medida de seguridad muy importante que ha ayudado a muchos a evitar estafas inmobiliarias es solicitar referencias a sus próximos arrendadores. Por ejemplo, nunca está de más preguntar con los vecinos algún detalle importante que puedan proporcionar acerca del propietario, o qué tipo de arrendatarios han habitado el lugar anteriormente.

Así mismo, si es posible, solicitar un teléfono o contacto de quien rentó el departamento con anterioridad ayudará a los nuevos arrendatarios a conocer un poco más acerca del administrador de la propiedad y decidir si les beneficiará iniciar una transacción inmobiliaria con ellos.

Ten cuidado con cláusulas fraudulentas

Las cláusulas abusivas son apartados en un contrato de arrendamiento de vivienda que, usualmente, se encuentran en las letras pequeñas del documento, son ilegales y protegen los intereses del arrendador, dejando al arrendatario en una posición de desventaja.

Algunos ejemplos de estas cláusulas son:

  • Finalización del contrato de arrendamiento sin previo aviso
  • Aumento del monto mensual de renta sin previo aviso
  • Solicitud de más de una mensualidad adelantada
  • Evitar realizar el pago de reparaciones o remodelaciones por daños a la vivienda
  • Acceso del arrendador a la propiedad sin permiso o previo aviso
  • Penalizaciones exageradas por incumplimiento de contrato. Por ejemplo, añadiendo intereses a la renta por pagos atrasados.

Estas cláusulas abusivas propician problemas entre las partes que firman un contrato de arrendamiento de vivienda y pueden considerarse estafas inmobiliarias graves si alguna de estas situaciones pone en peligro la seguridad personal de los arrendatarios.

Muchas personas que se preguntan cómo evitar estafas inmobiliarias se enfocan solo en las características físicas de una propiedad y no toman en cuenta que revisar el contrato de arrendamiento detenidamente, es una excelente forma de detectar problemas mucho antes de que empiece la relación entre un arrendador y un arrendatario.

Utiliza referencias y portales inmobiliarios seguros

Por último, realizar una búsqueda exhaustiva es lo más recomendado, sin embargo, utilizar las fuentes y herramientas adecuadas es de mucha importancia para encontrar información verídica y útil que ayude a tomar una buena decisión.

Existen muchas formas de buscar o publicar un departamento para rentar; por esto mismo, también existen personas o páginas en internet (especialmente en redes sociales) que se dedican a realizar estafas inmobiliarias, publicando propiedades en mal estado, no disponibles o con información falsa.

Una persona puede evitar estafas inmobiliarias utilizando portales inmobiliarios confiables y con trayectoria, acudiendo a una agencia inmobiliaria de confianza o solicitando el apoyo de un agente de bienes raíces que conozca la zona y le ayude a buscar una buena opción de vivienda para rentar.

No se debe escatimar en el tiempo en el que se busca una vivienda. Además de ser el lugar donde una familia desarrolla su vida, los inmuebles requieren una inversión fuerte que, en algunas ocasiones, se puede ver afectada por estafas inmobiliarias al tomar decisiones apresuradas y sin ayuda de un profesional.


NOTAS MÁS VISTAS