'Mala suerte, buena suerte': Un drama luminoso sobre la adicción y la familia

La película Mala suerte, buena suerte, dirigida por Michael Morris que le dio la nominación al Oscar a Andrea Riseborough llega a los cines este jueves.

Mala suerte, buena suerte (Especial).
Ciudad de México /

Michael Morris, la mente creativa detrás de series como Better Call Saul y 13 Reasons Why, debuta en la dirección de cine con Mala suerte, buena suerte (To Leslie), una historia sobre el perdón y el poder de la empatía que le dio la nominación al Oscar Andrea Riseborough.

“Fue un movimiento necesario pasar de la televisión al cine; tiene que ver con el lenguaje. Estoy muy orgulloso de lo que he hecho en televisión, esto es diferente, es sobre interpretación, pausas y silencios, algo que no ocurre en televisión”, dijo Michael Morris, en entrevista con MILENIO.
"Mi conexión con la historia fue inmediata, tuve una reacción muy poderosa cuando leí el guión, porque vi a un personaje fuerte, un ser humano difícil que atraviesa experiencias muy dolorosas y no siempre las maneja como nos gustaría que lo hiciera”, agregó el realizador.

De acuerdo con Morris, los logros en televisión tienen que ver con la construcción de historias a través del tiempo y varios episodios, “la televisión lo requiere”, pero con Mala suerte, buena suerte había una trama sencilla que implicó creatividad con la forma de “presentar al personaje en menor tiempo”.

“La televisión se apoya en gran medida en la historia, hay mucho tiempo en la televisión y estás preparando, explorando o concluyendo una historia; en la cinta no funciona así, aquí estás detrás de la orquesta y te acercas con la cámara para estar cerca del personaje”, dijo Morris.
“Y la historia es muy simple: Leslie tiene volver a casa y con las personas a las que lastimó; se trata más del comportamiento y del ambiente y, en ese sentido, creo que dos horas son perfectas, las exploraciones son distintas, te vas a los rostros, a los sentimientos”, agregó.

Visibilizan trabajo de Riseborough

En su momento, Riseborough recibió el impulso del Kate Winslet, Edward Norton y Susan Sarandon rumbo al Oscar, por su interpretación de una mujer alcohólica que cae en la miseria luego de ganar la lotería, algo que movió a Morris por el poder de su protagonista.

“Leslie es una mujer con quien nos podemos identificar porque comete errores constantemente; me enamoré del personaje, yo no sé si había tenido esa sensación antes, pero eso me hizo querer dirigir la película de una forma honesta y Andrea tenía el poder de hacerlo”, explicó Morris.

Esta no es la primera vez que Morris trabaja con Riseborough, Bloodline los puso juntos en el set hace seis años, pero el reencuentro en cine funcionó de una forma distinta, “Andrea es una alegría completa, su vida es completamente diferente a Leslie”, dijo Morris.

“Ofrece una interpretación pura, es capaz de cambiar su lenguaje corporal. En Bloodline la vi de cerca en términos de años intrépidos, pero con Mala suerte, buena suerte estaba en un nivel completamente diferente, mostraba mucha experiencia, fue fantástico”, agregó el director.

Una historia sobre adicciones

Mala suerte, buena suerte cuenta lo que ocurre seis años después de que Leslie gana la lotería, a pesar de lo mucho que ama a su hijo, su adicción al alcohol la hace tocar fondo y vivir las experiencias más dolorosas que la separan de su familia y la hunden en la miseria.

“La adicción es ese gran comienzo de su viaje, en realidad, no experimentamos los puntos altos con el personaje de Leslie, sabemos que tenía mucho dinero, pero los tragos y la diversión la llevó en espiral y está en el fondo la mayoría de las escenas”, explicó Michael.

Sobre cómo contar la historia de una mujer adicta, hubo mucha investigación, agregó el cineasta, “sobre cómo es físicamente, de dónde viene el estrés mental, Andrea investigó mucho y se convirtió en un desafío capturar ese comportamiento sin exagerar, sin forzarlo”.

“A primera vista, piensas que va a ser una historia sombría, una historia difícil; es una mujer que comete todo tipo de errores y toma malas decisiones y trata mal a las personas. Para mí es una historia distinta, hay mucha esperanza”, explicó.

La película que toca corazones

A pesar de mostrar la desgracia de una mujer, es una historia de amor y empatía que puede tocar las fibras del espectador, “es sobre los límites del amor, se trata de lo lejos que podemos estar y aún así volver a unirnos, y cómo el amor da esa fuerza”, dijo Morris.

“La empatía es ese gran tema secreto que recarga la historia, siento que el cine es el más empático de todos los medios, y esa fue una parte muy importante de contar la historia, tratar de conectar a la audiencia lo más cerca posible con este personaje”, explicó.
“A nivel personal, definitivamente cambié, no tengo nada que ver con el personaje, obviamente no soy una madre soltera que vive en Texas y que lucha contra el alcoholismo, pero creo que todos nosotros hemos sido Leslie de una forma u otra”, dijo el cineasta.

Mala suerte, buena suerte es una invitación a reflexionar sobre el perdonar o ser perdonados, “porque definitivamente, todos hemos decepcionado a las personas que amamos y también nos han decepcionado, luego perdonamos o somos perdonados, es bastante profundo”, concluyó el cineasta.


caov

  • Ivett Salgado Méndez
  • Ivett.salgado@hotmail.com
  • Periodista y conductora de entretenimiento, con más de 15 años de experiencia. Durante la última década mi especialidad ha sido el cine, en combinación con la producción de televisión.

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.