Alex Montiel, el genio detrás del 'Escorpión Dorado'

El creativo detrás del autoproclamado ‘dios del internet’ revela los secretos detrás de su icónico personaje

Un creativo que ha conquistado las redes sociales. (MILENIO)
Ciudad de México /

Una máscara dorada y una camisa a medio desabotonar es lo que utiliza Alex Montiel para personificar al Escorpión Dorado, personaje autoproclamado dios del internet (8.6 millones de seguidores en YouTube) que ha logrado subir a su camioneta a celebridades tan variopintas como el actor Eugenio Derbez, el político José Antonio Meade, el director técnico Miguel Herrera y la gamer Ari Gameplays.

Trato de combinar una cuestión de forma y fondo; ser divertido, pasármela bien, y también que detrás de una risa, exista una reflexión; intento ser una persona congruente, que la gente saque sus propias conclusiones, yo investigo y sustento con datos duros y fuentes lo que digo”, dice respecto al enfoque del enmascarado.

Esta combinación de risas y seriedad al abordar a sus entrevistados es lo que ha llevado al Escorpión a lograr exclusivas que suelen ser retomadas por otros medios, asegura, y que cuando se da una revelación mediática, sale “de una forma muy natural, casi sin buscarla. (…) El hecho de que alguien acepte subirse al Escorpión al Volante quiere decir que ya conoce al personaje, el tono y entra en la dinámica de reírse de sí mismo”.

El youtuber asegura sentirse honrado de que citen sus entrevistas, “es curioso, como tengo invitados tan variados, lo mismo pasa con los medios deportivos que con los de espectáculos o medios políticos”.

E insiste en que lo que hace con su personaje es periodismo, “porque tiene unas formas, una cara, un lenguaje distinto al tradicional, y al final del día, cuando estoy con un famoso, yo soy el que le está susurrando las preguntas y respuestas para que vaya a tal lugar”.

Además, subraya que todo lo que se habla en el automóvil del Escorpión surge de forma genuina, sin planeación: “Me atrevería a decir que 99 por ciento de las veces ni siquiera me dejan platicar con ellos antes”.

Y de repente me doy cuenta de que hay un tema que si no es de interés nacional o es algo más personal, pienso: no me voy a meter con su familia porque no se trata de estar jodiendo; cuando uno de los dos no se ríe, no es divertido. Trato de tener ese tacto”, agrega.

Así empezó

Alex Montiel comenzó su camino en YouTube subiendo muestras de su trabajo como reportero televisivo: “Subía mis reportajes, no creaba las cápsulas como tal para la plataforma, y empezaba a tener feedback en tiempo real”, recuerda el creativo.

El Escorpión Dorado, personaje que lo ha vuelto una celebridad en internet, tampoco fue su primera opción cuando decidió generar su propio contenido para la red social: fue La Lata, canal que comenzó “como una cuestión de cine, de reseñas”, que hoy tiene 2.8 millones de suscriptores.

“Era una locura pensar que no era necesario tener un medio que te respaldara, como nos enseñaron en la escuela”, asevera el periodista que se formó en la escuela Carlos Septién García.

Redes sociales

Alex, considerado de la vieja guardia de creadores digitales (comenzó sus andanzas en internet casi a la par de su hermano, Gabriel Montiel Werevertumorro), asegura que antes los medios tradicionales vivían “en una mentira al pensar que lo que opinaba el productor o el ejecutivo obedecía al gusto de la gente, y no era así. Las redes son súper sinceras, lo mismo te acribillan que te aplauden. Sigue siendo impactante y gratificante saber que hay una plataforma para subir contenido sin preguntarle a los demás”.

Aunque, recalca, el trabajo en cualquier plataforma virtual exige disciplina, pues “El primer error al saltar de los medios tradicionales a las redes es querer hacerlo en el tiempo libre. Esto es un trabajo al cien por ciento”.

Montiel reconoce que tardó un tiempo en darse cuenta del impacto de sus contenidos: “En los últimos años, me di cuenta de que soy el único de los pioneros que estoy pegando números trascendentes, además de que las marcas me piden ser su imagen, me invitan a tal o cual programa, e incluso llegamos a gente de Hollywood”.

El también actor de doblaje se mantiene atento y apoya lo que otros generan en redes: “No importa si eres ama de casa o estudiante, todo mundo se volcó a crear contenidos, digamos que nuestra familia de internet se amplió y fue parte de lo chido que sucedió”.

Por último, ante la explosión que se vive en YouTube, TikTok, Facebook e Instagram, Montiel comenta que es tiempo de hacer “un buen documental de redes sociales. Hice un documental del Escorpión Dorado, de lo que significa lograr un personaje así, se llama Más allá de la máscara y estuvo bien padre. Creo que hacen falta documentos que registren la historia de las redes sociales, de los comediantes, de cómo ha evolucionado en los últimos años”.


Claves

Éxito y fama

“Hoy en día es más fácil ser famoso por meterse un condón en la nariz, anunciar un partido político, o hacer un escándalo en redes sociales. Es fácil ser famoso, ser exitoso es más tardado y más relativo”.

 Cancelación en redes 

“En el momento en el que piensas que lo que sale de tu boca es la neta del planeta y nunca te vas a equivocar, es cuando suceden los accidentes, que se reflejan en declaraciones y acciones desacertadas que la gente en redes sociales juzga con todo y tiene razón, aunque hay otras que son teledirigidas para reventar a alguien. Yo soy responsable de lo que digo, no de lo que la gente pueda entender; trato de ser lo más claro posible para que lo que estoy pensando y diciendo llegue a los oídos de las personas”.

Entrevistas soñadas 

“Mi actor nacional favorito siempre ha sido Germán Valdés Tin Tan, lo veía en la tele de mis abuelitos y veía las películas de esa época, y un niño se vuelve fan. Crecí en otra época, pero el hecho de verlo y de reír con él, que tenga ese humor tan atemporal, con una caducidad nula... Hubiera sido genial estar con él.
Internacional, sería Robin Williams, era un monstruo; la locura de su cabeza, de su ser, esa alegría no total sino disfrazada, interesantísima esa personalidad. Me hubiera gustado conocerlo en persona”.

yhc

  • Yair Hernández
  • juan.hernandez@milenio.com
  • (Azcapotzalco, 1994). Ya lo dijo Carpentier: “El periodismo es una maravillosa escuela de vida”.

LAS MÁS VISTAS