Chell Di: "Me mantengo real no cubriendo una expectativa para el escucha"

La cantante de reguetón se presentará el próximo domingo 2 de abril en el Festival Ceremonia: en entrevista con MILENIO, revela detalles de su trayectoria musical.

Michelle Díaz, mejor conocida como Chell Di | Foto: Yair Hernández
Ciudad de México /

Ser real’, un concepto que dentro del llamado género urbano – término que la industria utiliza para aglutinar sonoridades que van desde el dancehall hasta el trap, pasando por el reguetón –, es vital, pues cuando alguien va a contracorriente de la autenticidad, se nota, y es difícil que empate con los escuchas.

Chell Di es ‘real’, sobre todo porque en su música no se asume como alguien ajena: ella no creció en un gueto, sino en un contexto de menores carencias, y no le preocupa extérnalo, cantarlo y fusionarlo.

Yo no era una niña de calle, pero cuando empecé a vivir el rap, empecé a conocer la vida de la calle, que me inspiró e influyó mucho a lo que ahora soy. Nunca he querido dar la imagen que soy barrio o usar una jerga que no sea la mía, porque hasta algunos productores me han dicho ‘Necesitamos que escribas más ñero’. Pero me mantengo real siendo como soy, no cubriendo una expectativa para el escucha”, reconoce en entrevista con MILENIO.

Michelle Díaz, nombre de pila de Chell Di, es una de las exponentes mexicanas de reguetón con mayor crecimiento en los últimos años, ejemplo de esto es su próxima participación en el programa dominical del Festival Ceremonia, donde compartirá camerinos con titanes como Jamie XX, Rosalía y M.I.A.

“Yo tengo mi estilo de vida y ocupo la música como una forma de comunicación, de contar experiencias”, señala.

La cantante dice que la esencia de su música es la sofisticación, la innovación y la fusión del entorno privilegiado en el que creció con lo que ha aprendido de las calles. 

Una de las referentes más destacadas del reguetón mexicano | Foto: Yair Hernández

También resalta su misión artística: “Primero, expresarme, y segundo, llegar a las personas; mi música, per se, es para bailar, para fiestear, pero si le pones atención vas a encontrar algo más porque sale del corazón. Impacta”.

Para alcanzar su estatus actual – de referente del reguetón nacional –, Chell previamente caminó sobre brasas, por ejemplo: su primera grabación no salió a la luz porque el productor con el que la realizó no tuvo una buena ética de trabajo.

También, la cantante enfrentó la frustración de verse encadenada a una oficina: “Estaba trabajando en la cuestión publicitaria para tres marcas, pero había veces que me metía al baño a llorar porque me metía al Instagram y veía… Yo toqué muchas puertas cuando era rapera porque quería una productora o manager, y dentro de esas puertas me tocó estar con Adán Cruz y Alemán, y vi su crecimiento de lejos”.

Aquí es necesario acotar que antes de Chell Di existió Miicherry Sirena, proyecto con el que la creativa se enfocó en el rap y donde se dio cuenta de los prejuicios que enfrentan las mujeres en el panorama musical: “A mí me querían de corista de Adán Cruz y dije que no porque quería ser protagonista de mi proyecto, quería ser reconocida por mis propios méritos”.

Su etapa sonora actual, que comenzó durante la pandemia, se cimenta en mostrarse "muy transparente", y eso la ha llevado mucho más lejos de lo que imaginó.

Se mantiene real | Foto: Yair Hérnandez

Chell lo dice con mucha seguridad: “Mi música no es música meme”.

Esto en relación a las canciones que, en su mayoría, suelen volverse virales en redes sociales: plagadas de coros repetitivos y fáciles de recordar; nada extraordinario en lo técnico, pero sí en su impacto.

No me cierro a hacer algo así, creo que en algún punto soy tan versátil que podría llegar a hacerlo intencionalmente”, confiesa la cantante.

Entonces, detalla que su receta creativa “está basada en mis experiencias, en cosas que siento”.

Y pone como ejemplo Tijerillas, “canción que escribí porque el año pasado toqué en la marcha LGBT de Cuernavaca y me di cuenta que había mucha música para la comunidad gay, trans, pero para las lesbianas no, o por lo menos yo no veo tanto”.

El éxito para la cantante mexicana no se asocia con los números en plataformas digitales, pues “se me hacen muy falsos”; va relacionado con saber que “alguien conecta con alguna de mis canciones”.

Y esta conexión, en el caso de Chell Di, se ha dado no solo con fans, también con productores, por ejemplo, Mecsa Sosa, artista de Tlaxcala que “ha sido muy importante para mi carrera; le llegó un presupuesto y me hizo la invitación para ir a su estudio (en Guadalajara), me pagó toda la producción que salió bajo su sello. Apostó por mí y salieron rolas como Bandolera y Humo”. 

“Volteo y me doy cuenta que empiezo a generar varo, a cobrar shows, que empiezan a salir otros proyectos; ya estoy empezando a vivir de lo que amo hacer y lo que siempre había soñado. Ya tengo más experiencia, ya tengo más colmillo, ya no me siento sola”, asegura la reguetonera.

Esta seguridad también la manifiesta al aseverar que su música “la puede escuchar cualquier persona, obviamente sin prejuicios porque soy muy directa y hay gente que se persigna”.

“Estoy muy segura de lo que soy, de lo que quiero transmitir, pero también estoy muy receptiva y busco la forma de ser lo más flexible para aprender y hacer las cosas para mejorarlo todo”, destaca la admiradora de El General, Sean Paul, La Factoría, Daddy Yankee, Mad Fuentes, El Malilla y DJ Sueño.
Se presenta el domingo en el Ceremonia | Foto: Yair Hernández

Como reflexiones finales, la cantante, que aspira a encumbrarse como punta de lanza de la música cadenciosa, primero pide no confundir tener talento con ser profesional, pues ha trabajado con “gente que tiene mucho talento pero es cero profesional, es cero comprometida, cero disciplinada. Eso enferma al género”.

Y cuenta una vivencia personal: “Hace un año y medio grabé un disco con un productor muy talentoso, pero no es disciplinado, no es profesional, no le interesa la música, y me dejó varada con todo el proyecto. Y yo no puedo soltar ninguna de esas rolas porque no le puedo dar difusión al nombre de una persona que trata la música como si fuera nada”.

Asimismo, incita a sanear la escena de “vatos que ocupan a la música para andar ligando con exponentes del género”.

Y es que para Chell Di su carrera se cimenta en “el respeto a mi persona, luego viene la constancia, la disciplina, ser autocritica, escuchar lo que otras personas que han logrado más que yo me dicen”.

Creo que no hay nada más importante que sea autodidacta, ser autosuficiente y buscar la manera de resolver”, concluye.

El futuro de Chell Di

Lo inmediato para Chell, además del Festival Ceremonia el domingo 2 de abril, es el lanzamiento del video oficial del tema 'Vete', producido por' El loco' Fuentes: "Es muy de desamor y decepción, de cuanto terminé una relación; literal la tenía escrita y guardada desde hace 2 años. En el estudio le dimos una mejor estructura, pero él me incentivó a mostrar que no solo 'chanteo' reguetón, también sé cantar".

Además, en abril también saldrá una canción junto a El Rott, 'Tú estás buena', producida por DJ Ponta y Nader: "Esta canción muchos la esperan porque siempre que tengo una canción, aunque aún no tenga fecha de lanzamiento, la toco en mis shows".


Chell Di se presentará en el Festival Ceremonia el domingo 2 de abril en el escenario Momo Room a las 20 horas, junto al team de Lab Kobe.

hc

  • Yair Hernández
  • juan.hernandez@milenio.com
  • (Azcapotzalco, 1994). Ya lo dijo Carpentier: “El periodismo es una maravillosa escuela de vida”.

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.