Náufrago australiano rescatado busca regresar lo que México le dio: "me salvaron la vida"

Entrevista

Timothy Lyndsay Shaddock venció al cáncer hace unos años y luego al mar; "son una segunda oportunidad, de que creas más en la vida y en la gente".

Su paciencia, fortaleza mental y la experiencia fueron claves para su sobrevivencia, explica Timothy. | Arnoldo Delgadillo
Arnoldo Delgadillo
Manzanillo, Colima. /

El 12 de julio, estando en la Ciudad de México, el fundador y presidente de Grupomar/Atún Tuny, Antonio Suárez, recibió una llamada: “uno de nuestros barcos encontró un náufrago a mil 200 millas de la costa”, escuchó.

"¿Y qué hicieron?" —preguntó cómo reacción natural— y la respuesta lo sigue llenando de orgullo: “lo salvaron, siguieron el protocolo de manera impecable; lo salvaron y luego informaron a las autoridades, a las de México y a las de su país”, Australia, compartió Antonio Suárez en entrevista para MILENIO.

El resto es historia, Andrés Zamorano, piloto del helicóptero que llevan en el buque atunero María Delia, salió a buscar cardúmenes, pues ésta es una de las tres formas de localización de atún utilizada por los pescadores en alta mar, cuando vio al náufrago.

“Estaba en una pequeña embarcación desmantelada, había pasado por una tormenta, le había arrancado la vela y se habían averiado los motores”, narró el presidente de Grupomar.

El piloto avisó al capitán del María Delia, Oscar Meza, y decidieron acercar la embarcación para concretar el rescate. 

Buque atunero María Delia en el cual fue rescatado Timothy Lyndsay Shaddock. | Arnoldo Delgadillo

Ese náufrago era Timothy Lyndsay Shaddock, un australiano de 54 años, que junto con su perra Bella, había zarpado desde La Paz, Baja California Sur, en un catamarán con el objetivo de cruzar el Mar de Cortés y luego el Océano Pacífico, hasta llegar a las islas de la Polinesia Francesa.

Desde 2020, Timothy Lyndsay Shaddock está en México 

Shaddock, quien este martes volvió a tocar tierra mexicana, pero ahora en Manzanillo, notoriamente delgado y con barba crecida, relató a MILENIO que desde junio del 2020 está en México viviendo en San Miguel Allende y salió a alta mar desde La Paz, para hacer el viaje hacia el Estado Polinesio.

Aunque no recuerda detalles precisos de fechas y se quiebra al hablar de lo sucedido, detalló el motivo de su naufragio: 

A las tres semanas de salir de México, todo iba saliendo bien, iba muy rápido, pero me golpeó una gran tormenta, hizo que perdiera la vela y el motor y muchas de mis cosas”.

Sabía que era el momento de dejarse llevar por la corriente, mientras intentaba arreglar su barco. 

De hecho, Timothy reconoció que “arreglar cosas” y tener a su perra le ayudaron a controlar la tensión emocional y hasta a “disfrutar estar en el agua”. 

Ese náufrago era Timothy Lyndsay Shaddock, un australiano de 54 años. | Arnoldo Delgadillo

Su paciencia, fortaleza mental y la experiencia de una vida dedicada al mar, fueron claves para su sobrevivencia, reconoce.

Antonio Suárez recibió personalmente a Timothy y lo invito a comer, “carne”, bromean, después de tres meses de sólo alimentarse con pescado crudo.

Timothy reconoció que “arreglar cosas” y tener a su perra le ayudaron a controlar la tensión emocional. | Arnoldo Delgadillo

En sus primeras declaraciones, al bajar del buque en Manzanillo, aseguró, “me siento bien; me siento mucho mejor que antes, se los digo”.

Detalló que logró sobrevivir recolectando agua de lluvia y resguardándose en un pequeño toldo de su catamarán y después fue llevado a la estación migratoria local donde las autoridades le dieron un documento migratorio que regulariza su estancia temporal en México.

Timothy Lyndsay Shaddock se identifica con el personaje de Tom Hanks en el filme de “Náufrago”. | Arnoldo Delgadillo

Posteriormente, comió con la tripulación que lo salvó y con Antonio Suárez, fundador y presidente de Grupomar/Atún Tuny, al concluir conversó con MILENIO y aseguró querer quedarse en México:

“México ha sido muy bueno conmigo, quisiera quedarme más, me gustaría que me dejaran quedarme en México, estoy muy interesado en regresar lo que México me ha dado, contribuir de regreso antes de volver a Australia”.

Timothy venció al cáncer hace unos años y luego al mar; miró dos veces a los ojos a la muerte y sigue viviendo: 

“Una experiencia como esta o como el cáncer son una segunda oportunidad, de que creas más en la vida y en la gente, estoy muy agradecido”, dice mientras enumera su agradecimiento, primero a Atún Tuny, a su fundador, al capitán del barco, la tripulación y al gobierno mexicano.
Timothy venció al cáncer hace unos años y luego al mar. | Arnoldo Delgadillo

Bella es adoptada por un pescador del María Delia 

Bella, por su parte, logró ser adoptada, ya que el náufrago sostuvo que había intentado conseguir una familia para ella hasta tres veces antes de iniciar su viaje pero, no lo había conseguido, ahora, uno de los pescadores del María Delia decidió sumarla a su familia, por lo que la perra mestiza vivirá en Mazatlán y tendrá como hermano a un pug llamado Vicente.

'Bella' es adoptada por un pescador del María Delia. | Arnoldo Delgadillo

Timothy Lyndsay Shaddock se identifica con el personaje de Tom Hanks en el filme de “Náufrago”, solo que él dice que su tierra fue su balsa y ahí construyó su vida tres meses.

Pero la aventura no acabó ahí, como una escena de película, Antonio Suarez, el piloto del helicóptero que descubrió a Timothy y a Bella, cuenta el milagro que siguió:

“Lo que (pensaba) el barco que perdió de pescado por ir a salvarlo, cuando ya regresaban se encontraron con un cardumen y lo llenó; (se encontró con) un cardumen más grande, Tim fue testigo de cómo se pescó todo y llenó todo el barco, hubo una bendición divina por ser nosotros humanistas” concluyó. Salvaron vidas, y Dios les pagó.

JLMR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.