Policía busca a sospechoso de matar a hombre de origen mexicano en Metro de NY

Andrew Abdullah sospechoso del caso ya ha sido acusado anteriormente por posesión de armas y propiedad robada.

Las cámaras de vigilancia captaron al sospechoso del caso.
Juan Alberto Vázquez
Nueva York /

Investigadores de la ciudad de Nueva York buscan a Andrew Abdullah, de 25 años, en relación con el asesinato del domingo ocurrido en un vagón del metro, donde un hombre abrió fuego contra un pasajero de origen mexicano.

No aclararon si esta persona de interés que aparecía en las fotos publicadas por la policía es quien presuntamente disparó. Como parte de la investigación están ofreciendo 3 mil 500 dólares para quien ofrezca información que lleve a la detención del disparador.

Abdullah, fue acusado en 2017 por fiscales de Manhattan en un dictamen con 83 cargos contra él y miembros de las pandillas Fast Money y Nine Block con sede en Harlem. Se declaró culpable de intento de posesión criminal de un arma y otros cargos al año siguiente y fue sentenciado en 2019 a una corta pena de prisión y puesto en libertad a los pocos meses. Sin embargo, en enero de 2020, Abdullah enfrentó nuevos cargos por posesión de armas, aunque este proceso sigue inconcluso. Finalmente, en abril de este año, la corte del distrito este en Brooklyn, lo acusó de propiedad robada y uso no autorizado de un vehículo.

Daniel Henríquez es el nombre de la víctima de doble nacionalidad ya que, a pesar de haber nacido en Brooklyn, es hijo de padres mexicanos. Por lo mismo, el Cónsul mexicano en Nueva York Jorge, Islas López, condenó el ataque y ofreció a los familiares la asesoría de la oficina que comanda para darle seguimiento al asunto.

El domingo por la mañana Henríquez asistía a una cita en Manhattan con su hermano menor por lo cual tuvo que abordar un tren de la línea Q, que atraviesa el puente de Manhattan por la parte superior, ofreciendo una hermosa panorámica del bajo Manhattan y el vecino puente de Brooklyn.

Según testigos, justo cuando el tren cruzaba encima del Río Este el pistolero dejó de pasearse nervioso por el vagón y se paró enfrente de Daniel Henríquez para dispararle una sola vez en el pecho. Mientras los demás pasajeros se aglutinaban aterrorizados, el mexicoamericano se derrumbó mientras el tren arribaba a la estación Canal Street, donde el agresor huyó, aunque las cámaras de vigilancia si pudieron captar esta vez su imagen. Aunque el herido fue trasladado de urgencia al Hospital Bellevue, finalmente ahí falleció.

Otro pasajero llamó al 911, segundos antes de que el tren arribara a la estación, pero a pesar de que los oficiales bajaron corriendo ya no hallaron rastros del agresor. Por eso el lunes el Departamento de Policía de Nueva York difundió imágenes del sospechoso. “Necesitamos que todos los ojos estén puestos en esto”, escribió la comisionada de policía Keechant Sewell en Twitter.

Daniel Enríquez era nativo de Nueva York y en los meses recientes dejó de viajar en el metro, primero por miedo a contagiarse de COVID-19, pero también por temor a la creciente inseguridad, según dijo su socio, Adam Pollack. Henríquez ostentaba el cargo de investigador en el banco de inversión Goldman Sachs, y en su condición de funcionario prefería recurrir a los servicios de taxis en aplicaciones como Uber. Vivía en Park Slope, un barrio bohemio cercano al centro de Brooklyn con una población mayoritariamente blanca.

La víctima, de padres mexicanos

Era Daniel Henríquez el mayor de cinco hermanos. Hablaba en varios idiomas y llegó a embarcarse en un proyecto para rastrear 500 años de la historia de su familia en México. “Era definitivamente un tipo especial, jovial y único”, dijo su hermana Griselda Vile quien confesó estar viviendo “una pesadilla”.

El del domingo es el segundo ataque con arma de fuego en el metro en los dos meses anteriores. En marzo Frank James comenzó a disparar en un vagón de metro lleno de gente en la hora pico matutina, aunque por fortuna debido a su mala puntería no se habló de víctimas fatales. En enero la ciudadana Michelle Go fue empujada a las vías en una estación de Times Square y falleció días después.

Los crímenes han resultado en un reto mayor para el alcalde Eric Adams, quien además de haber prometido acabar con las agresiones en el transporte público, ha estado impulsando a los ciudadanos a que regresen a su oficina y tomen el transporte público a para terminar de reanimar la economía. “La llamada es para volver al trabajo, y la seguridad del sistema subterráneo es un factor importante para hacerlo”, dijo Adams el lunes.

 “Pero cuando tienes un incidente como este, se envía un impacto escalofriante”, aceptó.

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.