Mike Pence asistirá a la toma de posesión de Joe Biden, reportan medios

Pence decidió asistir a la investidura de Biden el 20 de enero, según múltiples Informaciones de prensa que citaron a responsables gubernamentales de alto nivel.

La relación entre el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y Donald Trump se han deteriorado desde la ratificación de Biden. (Reuters)
AFP
Washington /

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, asistirá a la ceremonia de investidura del presidente electo Joe Biden, según se informó el sábado, después de que el mandatario saliente, Donald Trump, saliente asegurara que no participará en el acto.

Las relaciones entre Trump y Pence se deterioraron desde que el vicepresidente confirmó la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, ante las dos cámaras del Capitolio y tras una jornada de una violencia en Washington.

Una turba de partidarios de Trump irrumpió en el Capitolio, por las que tuvieron que interrumpirse las sesiones. Cinco personas murieron en estos altercados, de los que el presidente republicano es acusado de incitar con sus declaraciones.

El sábado, múltiples informaciones de prensa aseguraron que Pence decidió asistir a la investidura de Biden el 20 de enero, citando a responsables gubernamentales de alto nivel.

El presidente electo declaró que Mike Pence era bienvenido a la ceremonia, además de celebrar que Trump anunciara su ausencia en el evento, en el que sería su último mensaje en Twitter antes de que su cuenta fuera desactivada.

Debido a la pandemia, la toma de posesión de Biden está prevista en un formato reducido.

Tras la violencia del 6 de enero, el presidente saliente podría enfrentarse desde el lunes a un segundo proceso de destitución.

Donald Trump ya fue objeto en el Congreso de una proceso de destitución, iniciado por la presidenta de la Cámara de los Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, a finales de 2019.

Se le reprochaba haber presionado a Ucrania para iniciara una investigación por corrupción contra su rival Biden, pero fue absuelto por el Senado, de mayoría republicana, a principios de 2020.

ROA