A finales de octubre con 600 kilómetros aun por recorrer para llegar a su refugio invernal, las mariposas Monarcas encuentran un paraíso terrenal en el estado de Tamaulipas.