En México al Chile llegamos a la colonia Del Valle, donde Fonda Margarita se encarga de llevar una tradición culinaria que comienza desde la madrugada. El sabor y la esencia traspasan el tiempo y las distancias gracias al cariño de Margarita Lugo.