Ante la propaganda antimexicana de grupos conservadores en EU, surge la voz de Los Cenzontles, un grupo chicano de San Francisco que reivindica con orgullo su doble identidad.