Próximo sexenio será gris para el desarrollo en México: Banco Base

Gabriela Siller directora de análisis de Banco Base, destaca que si Trump llega a la presidencia podría quitar la oportunidad del nearshoring a México y provocar un alza en el tipo de cambio.

Banco Base. Foto: Especial.
Nilsa Hernández
Ciudad de México /

Gabriela Siller, directora de análisis del Banco Base afirmó que el siguiente sexenio en el país "será gris", ya que habrá un déficit acompañado de bajo crecimiento del producto interno bruto y una posible recesión para 2025, por lo que la persona que esté al mando del país necesitará tomar medidas como una reforma fiscal, por lo que no habrá presupuesto para obras. Vulnerabilidad que se ha generado por las grandes obras del gobierno actual.

Señaló que si bien para 2024 prevén todavía un crecimiento económico sólido de entre 2.5 y 3 por ciento, para 2025 esto cambiará.

"Yo creo que le van a tener que bajar al déficit, porque si no vendrían recortes en la calificación crediticia y para hacer eso van a tener que hacer una reingeniería fiscal, o sea una reforma fiscal pero le llamarán de otra forma, no creo que vayamos a escuchar nada de esto en las campañas (...) pero no les queda de otra y no va a ver espacio fiscal para grandes obras de infraestructura y si quitamos de tajo lo que gasta el gobierno nos da un crecimiento de apenas 0.8 a 1.0 por ciento del PIB, lo que implica dos caídas trimestrales y por lo tanto una recesión", destacó

En conferencia de prensa, Siller explicó que esto se genera por que no esperaban el super déficit del presupuesto, así como el aumento del salario mínimo, que puede llegar a perjudicar y generar presiones inflacionarias, porque el mercado laboral actualmente no es óptimo, ya que aún cuando haya tasas históricas de empleo o personas ocupadas, 55 por ciento de estos aún están en la informalidad.

Por esto Siller condenó que en México no se ha aprovechado la oportunidad del nearshoring o relocalización, así como lo han hecho otras economías que no han tenido las mismas oportunidades como Polonia y Taiwán. Pues al final del sexenio se caracterizará por un PIB per cápita pérdido, así como una gran tasa de informalidad que podría bajar hasta 50 por ciento con la llegada de nuevas empresas.

"En las economías más grandes del mundo hemos subido, pero como quiera estamos muy abajo (...) ellos están del otro lado del mundo, entonces, si México aprovechará esta oportunidad podríamos estar de la mitad hacia arriba, es decir estaríamos presentando crecimientos muy por arriba del 3.5 por ciento y el PIB per cápita ya se hubiera recuperado", condenó.

Destacó que si bien si llegara Trump a la presidencia el siguiente año no representaría un gran riesgo como lo fue en 2016, ya que no se prevé que el tipo de cambio llegue a niveles máximos históricos aunque diga que cerrará la frontera, si hay dos riesgos para la economía mexicana, la revisión del T-MEC y sus discursos contra México que pueden generar incertidumbre, así como su retórica de "volver grande a América" y regresar las fábricas manufactureras a su país, lo que le quitaría a México la oportunidad del nearshoring.

Recordó que una buena parte de la depreciación del peso se ha dado por apuestas a nivel internacional de que en México habrá una mayor oferta de dólares por el nearshoring y el crecimiento de la inversión extranjera directa.


GSMM

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.