La lección de Motozintla

Jalisco /

Para Claudia Sheinbaum, con todo respeto:

Las campañas son cansonas; andar de un lado a otro, en medio del calor, del sol abrasador, repitiendo lo mismo, lo mismo y lo mismo una y otra y otra y otra vez.

Desde el 12 de julio de 2021 en que el destapador quitó las corcholatas de la botella de su grupo de incondicionales para que diera el inicio de las pasarelas y los empujones, hasta que resultaste la elegida, aunque yo pienso que siempre fuiste la candidata in pectore han pasado mas o menos 1,000 días. Mil repeticiones del mismo discurso. Te lo sabes al pie de la letra; mejor que las declamaciones de la primaria en el día de las madres.

En serio, repetir lo mismo mil veces en mitines, entrevistas, declaraciones, reuniones, foros, debates, asambleas, acaba con el mejor ánimo, hartan a cualquiera. Lo entiendo, pero desde el momento en que aceptas ser candidato a un puesto de elección popular, ya sabes a lo que te vas a enfrentar. Sabes bien que tu vida va a cambiar drásticamente y del confort de una oficina acogedora, con aire acondicionado, fresca, con botellitas de agua fría y refrescos, café, thé, galletitas, mentitas, ah! y con una excelente vista a Catedral y a Palacio Nacional, de repente todo cambia.

Se acaba el confort y la tranquilidad. Te vuelves vulnerable públicamente y estarás dia y noche en la mira de celulares, cámaras y micrófonos; los reporteros te seguirán de lunes a domingo; tu imagen y tu voz será replicada en todas partes; tik toks, tuits hoy “X”, el instagram, las redes, y empiezan las malpasadas, los corajes, los enojos, las mortificaciones, las desveladas, las desmañanadas, los dias interminables, caminos polvorientos, diarreas, mosquitos, polvo, calor, gripes, catarros, rozaduras, picazones, sed, hambre, insomnio, dolor de cabeza, de piernas, de brazos, de manos, derodillas; una otra caida en un improvisado baile, uno que otro mitin desairado por errores tácticos de los acarreadores; mal comida, mal dormida, ajetreada. Híjole, dificil.

Claudia: ya sabías a lo que te ibas a enfrentar y si no te gustaba no hubieras aceptado.

Es más si no te gusta, si ya te cansaste, todavía estás a tiempo de declinar, no es forzoso; a nadie se le obliga a ser candidato ni mucho menos presidente.

Pero si aceptaste ese tremendo reto, de soportar gente triste, ruidosa, enojada, pasiva, indiferente, apasionada, reclamadora, necia, servil, taciturna, gritona, sorda, y con debates que no llevan a ninguna parte, y aun asi quieres seguir adelante, se vale; pero Claudia, si tienes enfrente celulares que en todo momento te retratan, te filman, te graban, lo menos que puedes hacer, es mostrarte receptiva, paciente, tolerante, interesada.

Un grupo de personas con los rostros cubiertos detuvieron la marcha de tu convoy hace dos domingos en Motozintla, Chiapas, para expresarte sus preocupaciones y válidos reclamos por el asedio del crimen organizado; ibas a otro mitin, es cierto pero no les prestaste mayor atención; nada hubiera pasado si les das un poquito de tu tiempo, les obsequias una sonrisa, de menos mirarlos a los ojos.

Los oíste pero no los escuchaste; no miraste a tus interlocutores, tenías la mirada perdida al frente y apenas se te escuchaba un “andale pues” con el tonito de los que venden “colchoones, lavaadoras” de las camionetitas que andan en los barrios, lo cual deja un muy mal sabor de boca la verdad.

Varias veces les dijiste a los de los rostros cubiertos : “andale pues” que significa un: ”ya deja de estar…” , “ya estuvo bueno “, un “ya me enfadé, ya me voy”: eso es tener cero empatía, cero interés.

Claudia, necesitas ser más amable, más empática, más cordial, cambia el tono de anunciante de colchones; usa el tuyo propio, el de la Doctora en Física,de quien aspira a gobernar el país lpos próximos seis años; deja de copiar el estilo de tu padrino; brilla con luz propia.

Con la molestia, la indiferencia y hartazgoque se te ve, si llegas así a la presidencia, válgame, que Dios nos agarre confesados, la que nos espera.


  • Abel Campirano
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.