Cierran campaña

Ciudad de México /

Mañana terminan las campañas. Noventa días de ataques, recorridos por el país y contraste de propuestas y proyectos. Las tres opciones aseguran que si ganan, le irá mejor a México. Ese debería ser su único objetivo: esforzarse por tomar las mejores decisiones, planear y concretar políticas públicas eficaces y concentrar su atención y trabajo en que todos los mexicanos estén mejor.

Sin embargo, qué sería de la política sin los políticos, y en la silla presidencial todo cambia. Su ánimo de servicio, si es que lo tienen, se distraerá con encuestas de popularidad diarias, pensarán en las elecciones del año próximo, en garantizar la continuidad de los suyos y en los intereses de los partidos que los postularon.

Pasé el último fin de semana acompañando a Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez en sus cierres de campaña. Los vi contentos, entusiasmados y, aunque dicen que ganarán, saben que nada está escrito.

En los últimos mensajes que Sheinbaum dio a sus simpatizantes destacan los llamados para que no vendan su voto, ni sus credenciales para votar. Les pide hacer listas con 10 personas cercanas, anotar sus teléfonos y les deja la encomienda de llamar a cada uno el 2 de junio para recordarles que vayan a votar. La tarea también se la dejaron a trabajadores de gobiernos de Morena, como ocurrió en una reunión privada que tuvieron funcionarios con Martí Batres.

Gálvez cree que hay un voto oculto que el 2 de junio marcará la diferencia a su favor. A sus simpatizantes les pide confiar en Dios y tener fe para sacar a Morena, su objetivo central, para el que no importó hacer campaña con algunos impresentables del PRI, un par de arrogantes del PAN y lo que queda del PRD. La estrategia para juntar más votos es tratar de convencer a quienes encuentra en sus recorridos, quien recibe el coche a los lugares que asiste, los trabajadores de los hoteles en los que descansa.

Álvarez Máynez les dice a sus simpatizantes que el objetivo es más grande que la Presidencia, asumiendo de alguna manera la derrota. Los ataques los concentra en Morena y los líderes del PRIAN y promotores del frente, de quienes dice que lo hubieran querido entre los muertos del accidente del mitin de San Pedro.

Los tres coinciden en que el respaldo que recibieron de la gente fue lo mejor de estas campañas, que la guerra sucia en su contra fue lo peor y que, a partir del 3 de junio, deben convocar a la unidad.

Que así sea porque, como dice Derbez, al final todos somos mexicanos. A votar el domingo.


  • Alejandro Domínguez
  • alejandro.dominguez@milenio.com
  • Periodista por pasión. Dirijo y conduzco #AlexEnMilenio L-V #22hrs. Escribo la columna #RecuentoDeLosDaños cada martes. Profesor en la Universidad Iberoamericana
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.