Respeto al juez

Ciudad de México /

Dentro de una sala de la Corte del Distrito Este de Nueva York presencié el respeto que inspiraron los dos jueces que tuvieron a su cargo la conducción de la etapa previa y el desarrollo del juicio contra el ex secretario de Seguridad de México, Genaro García Luna. Figuras de máxima autoridad para todos los presentes.

Se trata del juez Brian Cogan y la jueza magistrada Peggy Kuo. Ella interrogó a 64 integrantes potenciales del jurado que tuvo en sus manos el veredicto. Él condujo el resto de audiencias y está encargado de elaborar la sentencia. La claridad de ambos fue fundamental para comprender cada uno de los procedimientos del juicio.

Quedé impactado con la forma en que se les ve, escucha y atiende. Ambos reflejaron la importancia del respeto a la figura del que imparte justicia. Cuando llegaban, los asistentes se ponían de pie y, en silencio absoluto, esperaban las instrucciones o comentarios que hacían. Todas las partes involucradas: acusado, abogados, fiscalía y la audiencia los veía con absoluto respeto.

En las audiencias judiciales de México el juez también funge como máxima autoridad, pero no todos imponen el mismo respeto. También les falta claridad en sus argumentos. Algunos no suelen ser estrictos con los acusados, abogados y representantes de la fiscalía cuando cometen errores. Hay audiencias en las que se percibe un desaseo total, incluidas las instalaciones de los juzgados.

Ante la inminente aprobación de la reforma al Poder Judicial en México, la coincidencia es la necesidad de hacer cambios urgentes que mejoren el Sistema Nacional de Justicia, pero hay contrastes de opiniones sobre cómo lograrlo.

Académicos y juzgadores consultados para esta columna ven como un despropósito la purga que plantea la iniciativa presidencial y posterior votación popular de perfiles preseleccionados por los tres poderes para ocupar miles de vacantes de jueces de distrito, magistrados y hasta ministros. Creen que en nada abonará eso a una mejor impartición y acceso a la justicia.

Será fundamental que lo que se apruebe garantice que el juez, magistrado o ministro inspiren respeto. Que se les perciba como la máxima autoridad juzgadora. Eso solo lo garantizará la preparación, experiencia, trayectoria y pulcritud que tengan frente a cada asunto que deban resolver.

Seguro que en Estados Unidos tienen sus excepciones, pero cómo disfruté ver a Cogan y a Kuo en acción, dando cátedra de lo que significa el respeto al juez.


  • Alejandro Domínguez
  • alejandro.dominguez@milenio.com
  • Periodista por pasión. Dirijo y conduzco #AlexEnMilenio L-V #22hrs. Escribo la columna #RecuentoDeLosDaños cada martes. Profesor en la Universidad Iberoamericana
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.