El manotazo de AMLO

Ciudad de México /

A contracorriente de la historia de por lo menos un siglo, el Presidente se rebela y da un manotazo en el escritorio público. Su delfín Claudia Sheinbaum, nadie más, lo resiente en primera instancia, aunque el efecto tiene repercusiones que van más allá de Morena. La candidata armó una estrategia convincente, seria, a veces quizá autoritaria por sus respuestas a los moderadores, pero suficiente para salir bien librada del primer debate. Pero su jefe no lo vio así.

Hasta los matraqueros de Xóchitl Gálvez debieron reconocer la derrota de su aspirante en el debate. Nerviosa, fuera de lugar, incapaz de aprovechar las pocas heridas que provocó para agravarlas, la panista se desmoronó con su acto fallido exhibiendo la bandera de cabeza. La propia clase política que impulsa a la hidalguense vio salir victoriosa a Sheinbaum, menos el Presidente, que primero aventuró que todo estuvo “requetebién” y después se quejó con amargura de que nadie le reconociera nada, a él, como si él debiera ser el centro del debate.

Las banderillas que AMLO puso a la doctora representan un manotazo que devuelve todo a la situación de meses atrás en que ella era incapaz de expresar una sola palabra fuera del reducido y monolingüe vocabulario del mandatario. En este espacio se había hablado semanas atrás de cómo, con tibieza si se quiere, la ex jefa de Gobierno había ensayado una especie de liberación, comenzando a tener voz propia sobre algunos asuntos, lo que parecía indicar que pintaba su raya para despegar con una personalidad propia, ahuyentando todo espectro asociado a un Maximato. No es así.

El Presidente se empeña en boicotear a su candidata, que tímidamente empezaba a acercarse con medios críticos del poder y a opinar por cuenta propia, y ahora la emplaza con su desplante a ser la repetidora que ha sido desde el inicio de la pandemia y hasta su entronización como corcholata ganadora, pasando por épocas de cheerleader, rumbo al segundo debate.

Habiendo librado el primer round hasta para sus detractores, así sea bateando acusaciones con alto grado de veracidad, ahora la doctora tiene enfrente el reto de meter rewind para complacer al principal Elector, así haya convencido de su triunfo hasta a sus enemigos. El colmo.

  • Alfredo Campos Villeda
  • Director de @Milenio Diario. Autor de #Fusilerías y de los libros #SeptiembreLetal y #VariantesdelCrepúsculo. Lector en cuatro lenguas. / Escribe todos los viernes su columna Fusilerías
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.