Todos tuvieron su oportunidad… y fallaron

Ciudad de México /

Cuando el observador vuelve a los grandes acontecimientos del siglo XX se encuentra con algunas “resurrecciones” que nada tienen que ver con la Semana Santa y sí con culturas que se levantaron de reveses tan contundentes como Alemania, después del Tratado de Versalles y de la Segunda Guerra Mundial, o Japón, blanco de dos bombas atómicas.

El Muro de Berlín cayó en 1989 y en los años noventa el marco alemán marcaba la pauta en la economía europea, consolidado Berlín como una potencia mundial. Tokio, la capital japonesa, se convirtió en la sede natural de conciertos de rock de los años setenta, cuando en México caían a cuentagotas y casi por error o por orden presidencial, como la inusitada visita de Jim Morrison y los Doors.

México salió en los años treinta del siglo pasado de la parte bélica de la Revolución y comenzó un proceso de adaptación a la “vida democrática” con Lázaro Cárdenas, que nacionalizó el petróleo y repartió beneficios a los campesinos. Desde la fundación del PNR por Plutarco Elías Calles hasta 2000, cuando terminó el sexenio de Ernesto Zedillo, pasaron 71 años.

En todo ese tiempo se puede decir que la clase política nadó con la inercia del mundo, adaptándose, construyendo los gobernantes una cadena de instituciones de seguridad social que tienen su impacto en la sociedad y que no parecían nunca ir más allá hasta el sexenio de Carlos Salinas, quien listo para celebrar el ingreso de México ahora sí a las grandes ligas con el TLC, se quedó con las ganas por la irrupción zapatista de 1994 en Chiapas.

El PRI, entonces, tuvo 71 años con sus tres diferentes siglas y México no pasó del Tercer Mundo. Vicente Fox, panista que congregó a la disidencia con más éxito que Cuauhtémoc Cárdenas, llegó al poder, pero mantuvo la estructura legada por el tricolor y el país siguió en las mismas. Otro panista, Felipe Calderón convirtió todo en un campo de batalla y un cementerio, y Enrique Peña Nieto encabezó el sexenio más corrupto de que se tenga memoria. Por eso generó tanta expectativa la llegada de AMLO.

A meses de que acabe el sexenio, México sigue a media tabla y para abajo, y no se ve para cuándo una resurrección. Ya todo el espectro político tuvo su oportunidad y todos fallaron. Vaya desastre.


  • Alfredo Campos Villeda
  • Director de @Milenio Diario. Autor de #Fusilerías y de los libros #SeptiembreLetal y #VariantesdelCrepúsculo. Lector en cuatro lenguas. / Escribe todos los viernes su columna Fusilerías
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.