'Sugar' de Apple TV+

Ciudad de México /
Colin Farrel se avienta una actuación excepcional. ESPECIAL

Negro. Cine negro. Film noir. Somos muchas y muchos los fanáticos de lo negro, de las grandes historias de detectives que se pusieron de moda en Hollywood por allá de los años 30, 40 y 50.

Si usted, como yo, es fanático de las novelas negras, deje de hacer cualquier cosa que esté haciendo, métase a Apple TV+ y ponga ya, pero ya, “Sugar”, la serie que se estrenó el viernes pasado.

Esta creación de Mark Protosevich, el genio detrás de “Thor”, dirigida por el inmenso Fernando Meirelles (Sí, el de “Ciudad de Dios”) es tan negra, tan negra, pero tan negra, que hasta incluye escenas de muchas de las películas clásicas más negras de todos los tiempos.

De veras, están perfectamente bien integradas a lo largo de la acción. Resultado: entretenimiento, calidad y nostalgia.

En el muy remoto caso de que usted no entienda de qué le estoy hablando, los contenidos negros hacen referencia a los legendarios filmes de los detectives de antes, de aquellos señores, casi siempre de gabardina y sombrero, que investigaban los crímenes más desconcertantes del universo.

Se les decía negros porque eran películas en blanco y negro. Después, con la llegada a gran escala del color y de nuevas posibilidades, estas emisiones fueron sustituidas por los filmes de espías con personajes mucho más atormentados, complejos y cosmopolitas como James Bond.

Pero no se preocupe, “Sugar” es algo tan inteligente que es imposible verla y no sentir que su protagonista tiene algo de James Bond.

Por eso me interesa que la vea, porque invariablemente sentirá que este título llena un hueco en la oferta de series en “streaming”, porque le parecerá interesante, diferente.

¿De qué trata? De algo que conectará de inmediato con las audiencias nacionales: de personas desaparecidas.

John Sugar, el personaje principal de este concepto, es un detective que se dedica a encontrar desaparecidos.

Pero no lo hace como el común de los detectives. De repente está en Tokio, de repente en Damasco y al final remata en Los Ángeles.

¿Qué tiene esto de atractivo? Que cuando alguien contrata a un detective de esta clase, lo hace para recuperar a un ser querido. ¿Pero qué pasa cuando lo que el cliente quiere es que no aparezca, que nadie lo halle?

Ah, ¿verdad? ¿Ahora entiende lo bueno que está esto?

Por un lado está toda la búsqueda. Pero, por el otro, la intriga, la conspiración. Y en medio, personajes alucinantes.

John Sugar es el detective más fascinante que ha llegado en años a la industria del “streaming”.

No sólo es inteligente, valiente y bueno para pelear, está lleno de secretos que tienen que ver con su pasado, con sus vicios y con su salud.

Es un protector excelente pero hay algo en él que proyecta una insólita vulnerabilidad.

¿De qué sirve que hable tantos idiomas si no tiene con quién comunicarse? ¿De qué le sirve ser tan bueno en lo que hace si se encuentra tan vacío?

Colin Farrell se avienta una actuación excepcional dándole vida a John Sugar. Hasta me da la impresión de que si esto funciona, podría ser el inicio de un proyecto de muchas temporadas.

A todo lo que le acabo de decir, súmele una producción plagada de aportaciones que dicen algo.

Desde ese arranque precisamente en blanco y negro para establecer el tipo de cine que se está haciendo hasta una postproducción capaz de potenciar el impacto de los secretos.

Siempre que escribo de Apple TV+ le digo lo mismo, pero es la verdad. Aquí siempre hay cosas buenas y “Sugar”, dentro de su perfil, es una de las mejores. ¿O usted qué opina?


  • Álvaro Cueva
  • contactoalvarocueva@gmail.com
  • Es el crítico de televisión más respetado de México. Habita en el multiverso de la comunicación donde escribe, conduce, entrevista, da clases y conferencias desde 1987. publica de lunes a viernes su columna El pozo de los deseos reprimidos.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.