El "spot" de Salomón Chertorivski

Ciudad de México /

Ya critiqué un spot de Claudia Sheinbaum, uno de Xóchitl Gálvez, uno de Jorge Álvarez, uno de Clara Brugada y uno de Santiago Taboada.

Por la más elemental equidad, toca el turno de Salomón Chertorivski, el candidato de Movimiento Ciudadano a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Ojo: no importa si usted vive en Monterrey, en Guadalajara, Torreón o Villahermosa. Es su obligación estar al tanto de lo que va a ocurrir en Ciudad de México.

¿Por qué? Porque es la capital de todas las mexicanas y de todos los mexicanos.

Tan sencillo como esto: ¿por qué las calles del otrora Distrito Federal suelen llenarse con manifestantes de tantas regiones? Porque es ahí donde, en teoría, se solucionan todos los conflictos de la nación.

Permitir que gane quien sea so pretexto de que eso sólo les importa a los chilangos es minar el futuro de todo el país.

Vámonos con uno de los “spots” de Chertorivski.

¿Qué vemos? En términos de producción, algo muy obvio: una madrugada el señor se fue a grabar frente al Palacio de Bellas Artes y lo pusieron a hablarle directamente a la cámara más o menos como su rival, Santiago Taboada del PRI, PAN y PRD.

¿Cuál sería la diferencia? Que mientras don Santiago aparece rodeado de gente en actitud de apoyo, de “vamos juntos a protestar contra el gobierno en turno”, Salomón está solo.

Muy bonito el palacio, precioso su saco azul, qué “divino” lo peinaron, pero está “solo y su alma” lo cual manda mensajes de “nadie está conmigo”, “me da miedo la gente” o, peor tantito, “me da asco la gente”.

Sí, hay una parte al final del video donde el señor Chertorivski le da “el puño” a un chavo que pasa “por ahí” y le da la mano a un señor canoso de shorts.

¡Pero qué cree! Son tan “insignificantes” para los responsables de esto que jamás les vemos la cara. El único que importa, aquí, es don Salomón. ¡Mal! ¡Muy mal!

Se ve actuado, falso, fingido, puesto a la fuerza. No debió haber sucedido especialmente si consideramos que la presencia de Movimiento Ciudadano en la capital no ha llegado a donde han llegado los demás partidos.

Éste tendría que haber sido un “anuncio” de otro tipo, con otro lenguaje cinematográfico, con algo que marcara algo más que un compromiso burocrático.

Pasemos ahora al texto. ¿Qué dice? Se lo voy a transcribir tal cual:

“Las y los chilangos merecemos un gobierno inteligente. Un gobierno inteligente no te deja sin medicinas. A un gobierno inteligente no se le acaba el agua y mucho menos se le cae el metro. Un gobierno inteligente no es corrupto ni está lleno de compadres.

Un gobierno inteligente da soluciones y respuestas. Gobierna para todos, no para unos cuantos. Soy Salomón Chertorivski y quiero ser Jefe de Gobierno. Una ciudad inteligente merece un gobierno inteligente”.

Esto es como para tesis de lo que no se debe hacer. No me voy a ir frase por frase por respeto a usted, a su tiempo, pero sí hay dos puntos que urge señalar.

Primer punto: ¿Ha escuchado usted hablar del educacionismo? Es la discriminación por “inteligencia”.

Así como hay discriminación por sexo, por color de piel, por edad y por mil cuestiones más, la discriminación por “inteligencia” existe.

Los “spots” de Salomón Chertorivski son educacionistas, le dicen a la gente: “yo valgo más que ustedes porque yo sí soy inteligente. Ustedes, no. Son tontos. No estudiaron. Les tengo lástima. Me necesitan”.

¿Quiere que le siga? Es horrible y más porque el mensaje viene de un hombre blanco, güero y heterosexual que ha tenido una educación privilegiada.

¿Puede haber un error más grande, en términos de comunicación política, que crear una campaña que gire alrededor de la inteligencia?

Se presta para puras cosas malas. En serio. Es delicadísimo.

Segundo punto: ¿Ya se dio cuenta de cuáles son las inquietudes editoriales de esta campaña de Movimiento Ciudadano? Medicinas, agua, metro y corrupción.

¿Hay algo aquí que no esté peleando el otro rival del gobierno en turno? ¡No! Podría ser un video de Santiago Taboada.

¿Por qué votaría usted por Salomón Chertorivski si, para pelear por lo mismo, podría votar por Santiago Taboada?

No se trata de que el señor juegue a lo que normalmente se juega en Movimiento Ciudadano: ese asunto de “sí hay una tercera opción”.

Pero el hecho de que este candidato, que se supone es de esa tercera opción, no esté buscando algo que no busquen “los gobiernos de siempre”, es terrible.

En resumen: aquí el eje es discriminatorio, el tono está equivocado y no hay ventaja competitiva. No funciona. Estamos perdiendo el tiempo. ¿O usted qué opina?


  • Álvaro Cueva
  • contactoalvarocueva@gmail.com
  • Es el crítico de televisión más respetado de México. Habita en el multiverso de la comunicación donde escribe, conduce, entrevista, da clases y conferencias desde 1987. publica de lunes a viernes su columna El pozo de los deseos reprimidos.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.