Los nuevos "spots" de Claudia Sheinbaum

Ciudad de México /

Estamos en otro momento de las campañas. Estamos en otro momento de los “spots”.

Como a usted le consta, ya hubo ajustes en los contenidos. Ya hubo cambios en las producciones. Cada vez hay más agresividad.

¿Cuál es la nota? Salvo su mejor opinión, que todas y todos, en todas partes, ya están asumiendo que Claudia Sheinbaum será la próxima presidenta de México.

Por tanto, los mensajes de Claudia Sheinbaum están anunciando lo que será el próximo sexenio y los de Xóchitl Gálvez, sembrando rencor para los próximos seis años.

Comencemos con los nuevos “spots” de Claudia. Usted los ha visto. ¿Con cuál se queda?

Hay uno que deja muy mal parado al PRIAN en materia de programas sociales. Otro que invita a reflexionar sobre lo que significaría volver a la guerra contra el narco.

Pero yo quisiera poner sobre la mesa uno que llamo “El Plan C”. Creo que es muy claro en esta idea de que Claudia ya está del otro lado y de que ahora Morena y sus aliados están peleando por algo más.

Comencemos: Claudia Sheinbaum, vestida de blanco y con bordados de colores en el saco, le dice a un grupo de jóvenes… “Les voy a contar a qué nos referimos cuando decimos el plan C. Quiere decir votar todo por Morena”.

La última persona que vemos en esta escena es una estudiante, de cabello largo y oscuro, como Claudia, mirando y escuchando con atención.

Aquí ocurre algo verdaderamente genial en términos editoriales y cinematográficos. Vemos a esa joven, charlando con otros jóvenes, en un café, dándole continuidad a las palabras de Claudia.

Es pasarle las cámaras y los micrófonos a los demás. Es poner al pueblo, y en este caso, a una mujer que podría ser “una pequeña Claudia”, como protagonista del “spot”. Es muy noble, ingenioso y efectivo.

¿Cuál es el discurso? “Para tener mayoría calificada en el Congreso y aprobar las reformas de la Cuarta Transformación”.

Ojo: en esta parte, el clima es muy de clase media, muy juvenil. La escena remata en un chico de cabello chino (como lo tenía Claudia de joven).

Corte a: ese mismo muchacho, ya en un tema más popular, más familiar, les transmite el mensaje a un grupo de personas, que asumimos que son sus padres, tíos, abuelos y hermanos, mientras están comiendo.

El chavo comenta: “Para que las pensiones y becas sean derechos”.

En este momento, como que el video agarra más y más ritmo. Tenemos más mensajes, más cortos, más directos, más atractivos, con más personas.

La imagen del muchacho charlando con su familia remata sobre el rostro de un señor de bigote quien, en la siguiente toma, resulta ser un obrero que comparte las palabras de la doctora Sheinbaum ahora con sus compañeras y compañeros de trabajo.

El señor bigotón afirma: “Para que el salario siga aumentando”.

Ya tuvimos muchachas, muchachos, familias y obreros. ¿Qué es lo que vemos después?

A un adulto mayor, de lentes y sombrero, en el campo, transmitiéndole el mensaje de Claudia a mujeres y hombres. La frase es: “Para que las trabajadoras y los trabajadores…”

De aquí nos vamos a un ambiente urbano, al interior del transporte público, con una señora joven propagando estas ideas con un adulto mayor, otra mujer y un muchacho. Su texto dice: “Tengamos una jubilación justa”.

¿Sí se da cuenta de lo que está pasando aquí? La “película” nos dice: todos somos Claudia.

No importa dónde estés. No importa tu edad. No importa nada de nada. Ella somos nosotros. Ella soy yo. Es para mí.

Es la construcción de un gran coro social que parte de las palabras de Claudia Sheinbaum pero que, al mismo tiempo, regresa a Claudia Sheinbaum.

¿Por qué? Porque lo que sigue, en un cierre redondo, estructuralmente perfecto, es rematar con la primera escena de este “spot”, con la doctora platicando con los jóvenes, y el discurso:

“Con estas reformas vamos a tener más bienestar, más democracia y más justicia”.

La conclusión es el de la locutora de siempre diciendo: “Claudia Sheinbaum presidenta. Candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia. Vota por las y los candidatos a diputados y senadores de Morena”.

A diferencia de los primeros “spots” de la doctora, que critiqué con rigor aquí mismo, ahora estamos ante una obra maestra de la comunicación política. Es la representación de lo viral aplicado a la democracia.

La señora no tuvo que decir “ya gané”, pero la idea se entiende. Por tanto, lo que le está pidiendo a la ciudadanía ya no sólo es votar por ella. Es votar por puro Morena.

Además, es hermoso ver que quien da las razones es el pueblo de México, el pueblo de México lidereado precisamente por Claudia Sheinbaum.

Muy interesante, diferente y atractivo lo que está pasando aquí desde la perspectiva de la comunicación. ¿O usted qué opina?


  • Álvaro Cueva
  • contactoalvarocueva@gmail.com
  • Es el crítico de televisión más respetado de México. Habita en el multiverso de la comunicación donde escribe, conduce, entrevista, da clases y conferencias desde 1987. publica de lunes a viernes su columna El pozo de los deseos reprimidos.
Más opiniones
MÁS DEL AUTOR

LAS MÁS VISTAS

¿Ya tienes cuenta? Inicia sesión aquí.

Crea tu cuenta ¡GRATIS! para seguir leyendo

No te cuesta nada, únete al periodismo con carácter.

Hola, todavía no has validado tu correo electrónico

Para continuar leyendo da click en continuar.