La prueba del ácido

La barrera de los 30 mil

Andrés Amieva

La tragedia aumenta en México. Ya se rebasó la barrera de las 30 mil muertes por coronavirus, ya se superaron los números de Francia y España, países que atrajeron la mirada mundial por el número de contagios y fallecimientos.

México ya los desplazó y entonces surgen los defensores del accionar del gobierno federal y afirman que no se pueden comparar los números por el tamaño de población de nuestro país con respecto a los países europeos, algo cierto, pero después aparecen los casos de China y de la India, con mucha mayor población y se evidencia el mal manejo de la crisis sanitaria en estas tierras.

La lista de países con más defunciones la encabeza Estados Unidos con 129 mil 654, le sigue Brasil con 63 mil, Reino Unido con 44 mil, Italia con 34 mil y ya aparece México en el quinto lugar con más de 30 mil fallecimientos y los contagios no se detienen aún.

A excepción de Italia, que fue en donde se propagó el virus en un principio en Europa, los demás países tienen en común el deficiente y errático manejo de la crisis. Agréguele a Brasil y a México, el mal estado de sus sistemas de salud.

Aquí en México hemos visto a los responsables de manejar esta crisis, el presidente Andrés Manuel López Obrador, y al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, afirmar que la pandemia había sido domada, que la curva ya se había aplanado, desaconsejar el uso del cubrebocas, pedir a la gente que saliera a comer (en los inicios de la pandemia en el país), quedarse en casa (un llamado a la cordura de López-Gattel), mientras al Presidente ya le quemaban las ganas de salir a hacer gira por el sureste mexicano.

Demasiados mensajes confusos que merecieron un reproche de personal de la OMS, que pedían congruencia al gobierno mexicano.

Toda esta confusión y noticias falsas que recorren las redes sociales, han provocado que la gente se confíe. Muchos tuvieron que dejar el confinamiento para buscar recursos y poder cumplir con las necesidades básicas de sus familias. En Guanajuato, los números aumentan.

Muchos lo hacen con responsabilidad, usando el cubrebocas por lo menos, pero a muchos otros les importan poco las medidas sanitarias, lo que hace más peligroso y probables los contagios, para los de su casa y para los de afuera. Todavía es momento de quedarse en casa y solo salir por lo indispensable. ¡Cuidémonos todos!.

andres.amieva@milenio.com

OPINIONES MÁS VISTAS