Ciencia, educación y ambiente

Cosechas saludables

Arlette López

En este mes de diciembre llama la atención un espacio dedicado al “Día Internacional del No Uso de Plaguicidas” esta iniciativa da respuesta a las gestiones de 400 organizaciones miembros de la Red de Acción en Plaguicidas de más de 60 países. Quizá parezca extraño negar la utilización de productos que consideramos de gran beneficio para la alimentación, pues evita la pérdida del 30 y 40%de la producción de frutas, vegetales y forrajes, a la vez que impide la elevación en los costos.

Cabe mencionar que los plaguicidas son también resultado de trabajos de investigación sobre las plagasa controlar, clasificándose en herbicidas para malezas, insecticidas sobre insectos y acaricidas, fungicidas, y bactericidas sobre ácaros, hongos y enfermedades que causan las bacterias.

Los diversos plaguicidas se componen de sustancias químicas que se fabrican en laboratorios y cuya producción más intensa inició después de la Segunda Guerra Mundial con el fin de incrementar la producción agrícola. Su efectiva acción sobre las plagas incidió en la poca atención que se le dio a la investigación del impacto que a la salud y al medio ambiente tenían estas eficientes sustancias químicas sumado al hecho de que algunos de los organismos motivo de los plaguicidas, desarrollan formas de resistencia a los productos químicos.

Al margen de estas consideraciones se presentó el día 3 de diciembre de 1984 un lamentable accidente en Bophal India en donde explotó la planta de UnionCarbide escapando 27 toneladas de gas tóxico conocido como metil - isocianato utilizado para la elaboración de plaguicidas. El efecto fue devastador registrándose la muerte de 16 000 personas y daños crónicos en la salud de muchos afectados por los efectos del gas en los ojos, el corazón, los pulmones además de la contaminación de las zonas aledañas y del agua. En conmemoración a este lamentable suceso se pretende en este día incentivar la reflexión y la conciencia ambiental sobre el impacto que los plaguicidas tienenen enfermedades como el cáncer, malformaciones congénitas, dolores crónicos y malestar general son parte de los efectos nocivos que causan en las personas, al margen de la afectación a la biodiversidad y medio ambiente. Es necesario investigar y buscar en la misma naturaleza la respuesta mediante plaguicidas naturales, el control biológico de plagas y el cumplimiento de las normas sanitarias

OPINIONES MÁS VISTAS